Actualidad

Belén Esteban se come su orgullo y vuelve a Sálvame con el rabo entre las piernas

Para ella ha sido una bofetada de realidad. Su última bronca con Jorge Javier Vázquez le ha servido para darse cuenta que su fuerza en Mediaset ha caído como la espuma y que si seguía por ese camino obcecándose con no coincidir con el presentador, su trabajo en La Fábrica de la Tele estaría en serio peligro. Vamos, que le han dejado claro que tiene la batalla perdida. De ahí las últimas declaraciones de Belén Esteban asegurando que estaba de vacaciones porque en el diario también tiene días libres.

Lea también - Los otros negocios de Belén Esteban: quiere ser influencer y dejar Sálvame tras su pelea con Jorge Javier Vázquez

Pero ni vacaciones, ni la visita de su madre han tenido nada que ver en su decisión de no estar en Sálvame, sino su pulso a la cúpula del programa que claramente ha perdido. Este lunes, la Esteban ha vuelto a su silla. 

De ahí que cuenten a Informalia que los últimos días de Belén no han sido fáciles. De hecho, por mucho que se empeñe en decir lo contrario, no ha habido día en que la ex de Jesulín no haya llorado y que no se haya planteado abandonar Sálvame para siempre. Pero según iban pasando las horas y hablaba con su familia (su Miguel, su hija, que es muy madura y le da muy buenos consejos, y su madre) Belén se daba más cuenta de que esta vez no era como las anteriores. Esta vez sus jefes no la han apoyado. Parece que, al igual que Jorge Javier, ya no están dispuestos a permitir determinadas cosas a la princesa del pueblo.

Y sus compañeros tampoco. El año pasado, en su anterior enfrentamiento, las opiniones se dividieron. Esta vez no. Belén ha visto cómo sus compañeros han apoyado a Jorge Javier. Ninguno de ellos ha quiere mostrarse en contra del presentador. Al final, JJ es el 'dueño del cortijo' y aunque en ocasiones creen que se extralimita con sus opiniones y que no respeta a quien piensa distinto a él, ninguno quiere enfrentarse ni tener problemas con él.

Belén tampoco, de ahí que vuelva como si nada a ocupar su silla. En eso están de acuerdo los dos, aunque eso suponga una decepción para la audiencia. Ni Jorge ni ella quieren tratar el tema ni en público ni en privado porque, entre ellos, de momento, no hay conversación posible. Lo suyo se ha roto para siempre.

Lea tambiénBelén Esteban se apoya en su marido tras el ultimátum a Sálvame por su guerra con Jorge Javier Vázquez

Por su parte, Jorge Javier lo tiene claro: Belén no es su amiga desde hace mucho tiempo ni quiere que lo sea, pero está cansado de sus salidas de tono. Por eso ha decidido tratarla como el profesional que es: en plató como si no pasara nada y fuera de él como si no se conocieran.

Esta no es la primera vez que la princesa del pueblo y Jorge tienen un fuerte encontronazo. El anterior por diferencias políticas terminó en ataques personales y desde entonces su relación no ha sido la misma. ¿Lo superarán o se limitarán a ser compañeros el tiempo que sigan trabajando juntos?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin