Actualidad

Erica Herman, la "cazafortunas" que recondujo la vida de Tiger Woods tras sus escándalos sexuales

Tiger Woods (45) permanece ingresado en el Centro Médico Harbor-UCLA recuperándose de la "larga cirugía" a la que fue sometida hace unas horas por sus lesiones en el pie, tobillo, la tibia y el peroné de su pierna derecha provocadas por el aparatoso accidente de tráfico. Al lado del golfista está su novia, Erica Herman (44), la mujer que recondujo su vida tras la serie de escándalos que desembocaron en el divorcio del deportista con la madre de sus dos hijos, Elin Nordegren (41).

Erica, originaria de Florida, era una de las decenas de chicas con las que Woods tuvo relaciones sexuales cuando estaba casado con su mujer. Las infidelidades dieron paso a un divorcio que le costó al golfista 60 millones de euros, así como un escándalo mundial cuando Tiger reconoció que era adicto al sexo y que se había acostado con más de 120 mujeres durante su matrimonio. Era 2010.

Tiger Woods, con su exmujer

Siete años después de aquello, en 2017, Tiger confirmó su noviazgo con Herman, quien trabajó en el restaurante de Woods en Florida. Ambos aparecieron juntos en la Presidents Cup. Fueron muchos los que no creyeron en su relación y desde el entorno del deportista la llamaron "cazafortunas". Sin embargo, tras cuatro años de relación, parece que Herman iba en serio.

Y es que Erica ha logrado devolver la estabilidad emocional al golfista. Además, ha encajado a la perfección en la familia de su novio. Según cuenta la revista People, mantiene una estupenda relación con los hijos de Tiger, Charlie y Sam, de 11 y trece años, respectivamente. También se lleva bien con la exmujer de Woods.

Herman no se separa de su chico y le acompaña en todas las competiciones que este disputa por todo el mundo. Incluso estuvo con él en la Casa Blanca en mayo de 2019 cuando el entonces presidente Trump le otorgó la Medalla presidencial de la libertad. Ahora vive momentos muy duros con el ingreso de Tiger en el hospital tras el accidente. Ni ella ni los hijos del golfista se separan de su cama. Por fortuna, parece que su recuperación va por buen camino y la historia tendrá final feliz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin