Actualidad

Isabel Pantoja, desesperada por su situación financiera: "Van a embargar Cantora", asegura Paloma García-Pelayo

La situación se le complica por momentos a Isabel Pantoja. Este miércoles han trascendido nuevos datos sobre su preocupante situación económica. Sobre la tonadillera pesa un embargo millonario que hace peligrar Cantora.

Lea también - Isabel Pantoja, en negociaciones para vender Cantora: el precio, el comprador y una condición

La periodista Paloma García-Pelayo lo ha explicado en El programa de Ana Rosa: "La situación empeora a medida que pasan los días (...) Cada vez es más mala y complicada porque los intereses van aumentado".

Así las cosas, ha señalado que Cantora pende de un hilo: "Se complica porque la hipoteca de Cantora pendiente con Cajasur lleva casi un año sin pagarse, están apunto de entrar en ejecución".

Hasta ahora, la artista no ha tenido más problemas debido a la pandemia: "Es verdad que con el Covid están teniendo algo más de manga ancha, pero van a proceder a la ejecución muy pronto". No obstante, la periodista ha dado por hecho que tarde o temprano "van a embargar la finca".

Pero este no es el único problema económico de Isabel: "Tiene otro embargo de 348.000 euros", al que "hay que sumar el impago del Impuesto de Sociedades de 2019, que se ha ejecutado directamente en sus cuentas, no toda la cantidad pero sí unos 40.000 euros" y "la deuda con Hacienda". En total, "recaen sobre 1.100.000, con esto serían más de 2 millones". 

La solución pasa por vender la finca al mejor postor:  "O vende Cantora o lo podría perder todo", aclara García-Pelayo. En cuanto a la venta, esta semana desvelaron en el mismo programa que un empresario murciano está detrás de comprarle la finca a la cantante. 

Lea también - Isabel Pantoja y Mediaset, una relación herida de muerte: "No quiere saber nada de tele"

No solo su parte, que equivale al 52,3%, sino todo el terreno. Para ello, necesitará la aprobación de Kiko Rivera, que al margen de los movimientos de su madre está en negociaciones con hasta tres posibles compradores para deshacerse exclusivamente de su parte.

No obstante, parece que el camino se presenta complicado: "El empresario murciano ni siquiera ha podido hablar con Kiko. A día de ayer, no ha tenido ninguna conversación, hay voluntad, pero no hay ninguna oferta formal". Por la finca, según Paloma, pide aproximadamente siete millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin