Actualidad

Tiger Woods, hospitalizado y con pronóstico reservado tras volcar su coche en un aparatoso accidente

Tiger Woods ha sufrido un accidente de tráfico. El coche del golfista de 45 años volcó sobre las 7 de la mañana, (hora de Los Ángeles), las 4 de la tarde hora peninsular,  en una colisión y fue sacado de su propio coche por los bomberos porque varios hierros le impedían moverse. Woods está en un hospital de Los Ángeles sometido a una cirugía por "múltiples lesiones en las piernas", ha confirmado su agente.

Lea también: Tiger Woods: alcohol, sexo y otros escándalos del golfista

Fue un choque frontal, según los primeros indicios, y se produjo a gran velocidad, de acuerdo con la enorme distancia que recorrió el coche desde la carretera a los matorrales donde fue hallado.

Tiger Woods fue trasladado en ambulancia tras ser liberado y el golfista permanece ingresado en un hospital de la zona con varias heridas, en las piernas, de las que está siendo operado y su pronóstico es reservado.

El accidente tuvo lugar muy cerca del Riviera Country Club en Pacific Palisades, donde iba a tomar parte en una exhibición de golf. La policía de Los Ángeles asegura que  Woods iba sólo en su automóvil cuando la colisión se produjo.

Woods fue arrestado en 2017 tras chocar su coche estando borracho. La causa de este accidente aún no se conoce, pero los detectives del Departamento del Sheriff de Los Ángeles están investigando.

Tiger Woods, que se ha operado recientemente de la espalda, por lo que era duda su participación en el Master de Augusta, lo tiene ahora más complicado, aunque habrá que esperar para verificar cuando puede regresar al green.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.