Actualidad

La pulla de Antonia Dell'Atte a Alessandro Lequio que reabre su guerra familiar: "Tiene que callarse muchas cosas"

Alessandro Lequio recordó hace unas semanas un episodio sucedido durante su matrimonio con Antonia Dell'Atte, comparando su situación a la que vivió Paquirri junto a Isabel Pantoja. Según contaba el ex de Ana Obregón, la familia de Antonia se le metió en casa y no había quién les echara.

"Llegaron de repente como okupas a mi casa. Empezaron a aparecer todos. Yo le decía a Antonia que no había sitio y ella decía que no pasaba nada, que dormían en el suelo", explicaba Lequio en El programa de Ana Rosa. "Los invitas a comer y se quedan a hacer la siesta en casa. Es la vida misma", alegaba Alessandro, que dejaba claro que él nunca haría algo así. "A mí no se me ocurriría. Por respeto, por decencia. La familia es la familia, todo el resto fuera", aseguraba.

Lea también - El Tribunal Supremo da la razón a Alessandro Lequio y a María Palacios frente a Olvido Hormigos y Lecturas

Esta anécdota no parece haber sentado nada bien a Dell'Atte, quien se ha mostrado muy sorprendida por las palabras de su exmarido. "Por favor, no me creo esto. Yo no me creo que él haya dicho eso", ha respondido la italiana, que aprovechaba para mandar una pulla al tertuliano: "Creo además que él tiene que callarse muchas cosas".

Antonia no se quedaba ahí y dejaba un último mensaje a Lequio: "Adoro que la mentira siempre vaya por delante, pero la verdad la sigue y la persigue. Adoro, no me lo creo que haya dicho esto", ha insistido Dell'Atte, cuyas palabras podrían reabrir la guerra familiar y se suman a las que pronunció el pasado verano, cuando le llamó "maltratador diabólico" durante el programa Lazos de sangre.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.