Actualidad

Mila Ximénez vuelve al hospital arropada por su hermana

Lleva ocho meses luchando con todas sus fuerzas para vencer el cáncer de pulmón que la diagnosticaron hace ocho meses pero en las últimas semanas Mila Ximénez lo está intentando con más fuerza.

Lea tambiénMila Ximénez vuelve a las redes con un misterioso mensaje en el momento más duro de su lucha contra el cáncer

Este mismo lunes acudía al hospital La luz de Madrid donde está recibiendo tratamiento. La periodista, de 68 años, no llegó sola, lo hizo en compañía de una de sus hermanas, que desde hace días permanece instalada en su casa para acompañarla. El nuevo tratamiento al que se está sometiendo la deja con muy pocas fuerzas y apagada y Mila necesita el calor de los suyos para poder afrontar cada día con una sonrisa.

Según ha podido saber Informalia, Mila pasó en el centro hospitalario varias horas, más de lo habitual y de lo que esperaba, y cuando salió se marchó directamente a su domicilio madrileño.

Lea tambiénEl extraño silencio de Mila Ximénez que preocupa a su entorno

Es en su nueva casa donde se refugia de la pesadilla que está viviendo. Sus hermanos, los tres, Manolo, Concha y Encarna, están muy pendientes de ella y, aunque no viven en Madrid, viajan en cuanto pueden para acompañarla y que no se encuentre sola. Si hace unas semanas era Manolo el que pasó unos días junto a ella ayudándola, ahora ha sido Concha.

Lo hacen fundamentalmente los días que tiene que acudir al médico y los posteriores a la dosis de quimioterapia porque son los días que más les necesita. Para Mila sus hermanos son un pilar fundamental y siempre lo ha dicho. De hecho, dos de ellos, precisamente Manolo y Concha, pasaron hace unos años un cáncer que finalmente pudieron superar y ellos son su inspiración.

Momentos de bajón

Aun así no faltan los momentos de desasosiego, en los que se viene abajo y le flaquean las fuerzas, pero entonces también están ahí sus amigos, los que nunca la han fallado como Kiko Hernández, Terelu Campos, Antonio Rossi, Belén Esteban, Jorge Javier Vázquez o María Patiño.

Muchos de ellos se han presentado en su casa cuando la han encontrado un poco baja de ánimos e incluso la han animado a dar un paseo con su perrita o tomar algo en una terraza cercana. Terelu hasta le lleva pucheros para entonar el cuerpo y habla con ella hasta bien entrada la madrugada. La hija mayor de Maria Teresa Campos sabe muy bien lo que es luchar contra la enfermedad porque ella misma ha sufrido un cáncer de mamá que se le reprodujo en dos ocasiones.

Lea también - Mila Ximénez: de la alegría al desgarro personal de una mujer que se está quedando sin fuerzas

Su hija Alba también es un buen bastón. Ella viaja siempre que puede a Madrid desde Ámsterdam, donde vive con su marido y sus dos hijos. De hecho, tiene previsto volver en las próximas semanas. Pero a los que no ve Mila desde el pasado verano es a sus nietos. Solo se ven y hablan por videollamadas y no siempre es posible. Mila les echa mucho de menos

Volver a trabajar

La ex del tenista Manolo Santana está deseando volver a su trabajo en Sálvame en cuanto los fuertes ciclos de quimioterapia que está recibiendo se lo permitan. Mila ama su trabajo y estar en la lucha diaria del plató le resta fuerzas pero le proporcionan mucha adrenalina y coraje para seguir en la batalla. Esa que seguro está a punto de superar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin