Actualidad

Por qué Jorge Javier Vázquez y sus jefes detestan a Isabel Díaz Ayuso: sus vinculaciones socialistas

En el ejercicio de su legítima libertad de opinión, amplificada mucho más por su evidente capacidad de convocatoria, Jorge Javier Vázquez reparte últimamente sus frentes menos amables entre Belén Esteban, con quien ha tenido un desencuentro de consecuencias imprevisibles, e Isabel Díaz Ayuso

Son conocidas las simpatías políticas del presentador de Mediaset, pero es que además en su cruzada contra 'la gran esperanza blanca' de la derecha es muy probable que cuente con el beneplácito de sus jefes y amigos, los todopoderosos productores de Sálvame.  Además de multimillonarios Adrián Madrid y Óscar Cornejo nunca han ocultado sus más que evidentes lazos con el socialismo.

Jorge Javier está contra la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid y a los productores de Sálvame puede que les dé igual. O puede que no, puede que estén encantados con las palabras que su estrella le dedica a la mujer de moda en el PP de Pablo Casado, en horas bajas tras el sorpasso de Vox en Cataluña y en cierta medida, cuestionado por barones del peso de Alberto Núñez Feijóo.

No olvidemos cómo se puso Jorge contra Belén cuando la de San Blas expresó sus convicciones políticas, opuestas a las del presentador. Tampoco salió bien parado el paparazzi Antonio Montero por expresar en el programa de La Fábrica de la Tele opiniones distintas a las Jorge Javier.

Lea también: Belén Esteban se juega su continuidad en Mediaset: se abre la veda contra ella

Desde su blog, el presentador de Badalona también dispara: "Hay debates que cada vez me interesan menos. Por ejemplo, el que se genera sobre Isabel Díaz Ayuso. Se acabó el debate, porque va a arrasar con mayoría absoluta en las próximas elecciones, así que lo único que me queda es aguantarme", dice Vázquez. "Ha convertido Madrid en el reducto más beligerante contra el Gobierno de Sánchez y los ciudadanos le han comprado el discurso. Ya no hay nada que hacer", señala.

"En cuanto los argumentos le flaquean -o sea, siempre-, Ayuso se saca de la manga una referencia a Venezuela, otra a ETA y una tercera al independentismo catalán", opina el filólogo. "Las maneras de Ayuso recuerdan mucho a las de Esperanza Aguirre, que es algo bastante desalentador, por cierto. No hay más que ver dónde han acabado la mayoría de personas que acompañaron a la presidenta durante sus años. En la sombra", concluye.

La aversión de los programas de La Fábrica de la tele hacia el PP y ahora hacia Ayuso puede que tenga una explicación, y para encontrarla nos remitimos a lo que llaman "La Cúpula", es decir, los productores de Sálvame y de muchos espacios de Mediaset. Uno de ellos es el tarraconense Óscar Cornejo, de 48 años. El catalán es ex marido de Jaume Collboni, actual primer teniente de alacalde del ayuntamiento de Barcelona y remarcado dirigente del PSC, es decir, no precisamente muy cercano a la política de Isabel Díaz Ayuso. Cornejo estuvo cinco años casado con el socialista pero en 2016 pusieron fin a su matrimonio. 

El otro productor de La Fábrica de la Tele es Adrián Madrid, zamorano e hijo de Demetrio Madrid, ex presidente socialista de la Junta de Castilla León. Demetrio fue diputado por Zamora en el Congreso entre 1977-1983, procurador por Zamora en las Cortes de Castilla y León, y Secretario general del PSOE de Castilla y León (1983-1985), entre otros destacados cargos.

Demetrio Madrid dimitió de su cargo en 1986, tras haber sido procesado en un caso de justicia laboral en una empresa de su propiedad, aunque posteriormente en 1989 quedó absuelto de todos los cargos que se le imputaban. El ex dirigente socialista, ahora retirado y camino del los 85 años, está alejado hasta donde se sabe de la cúpula del partido liderado ahora por Pedro Sánchez. 

Pero en 2017, cuando Pedro Sánchez hizo campaña como precandidato a las primarias socialistas, uno de los destacados dirigentes históricos socialistas que le apoyó claramente fue Demetrio Madrid, como se puede ver en esta imagen tomada durante un mitin en León, y en donde el entonteces precandidato levanta la mano del padre del productor de Sálvame, Adrián Madrid, quien por cierto guarda un enorme parecido con su progenitor.

Recordemos además que uno de las llamadas en directo a un programa como Sálvame fue la que hizo el hoy presidente del Gobierno para hablar con Jorge Javier Vázquez. 

Tanto Óscar Cornejo como Adrián Madrid son íntimos amigos de Jorge Javier Vázquez. Los tres se han hecho millonarios gracias a su trabajo en Mediaset. Los "jefes" del presentador badalonés empezaron a trabajar juntos en Aquí hay tomate y después montaron sus propias productoras, con más éxitos que fracasos y convertidos en mano derecha de Paolo Vasile, o productora favorita. Su fortuna, tras más de una década de grandes programas, en el sentido de rentabilidad para la cadena española de Silvio Berlusconi, asciende a varias decenas de millones de euros. 

En septiembre de 2014, cuando Pedro Sánchez era secretario general del PSOE, llamó en directo al programa para hablar con el presentador después de que Jorge Javier asegurara que no iba a volver a votar al Partido Socialista. Por la polémica en torno a la fiesta del Toro de la Vega. "Yo siempre he votado al Partido Socialista, pero el alcalde de Tordesillas está permitiendo que se siga cometiendo esta barbarie y mi conciencia me impide volver a votar a este partido. Hay que empezar a cambiar las cosas de este modo", aseguró. Insdtantes después, dijo a cámara: "Quiere hablar conmigo en directo Pedro Sánchez, el secretario general del Partido Socialista", anunció. "¿Os vais a comprometer a presentar una ley para defender que no se produzcan este tipo de espectáculos y para acabar con el maltrato animal?", le preguntó Jorge Javier. Y Pedro Sánchez le dijo: "Nunca me verás en una corrida de toros", se comprometió. "Si ese es tu compromiso, te devuelvo mi voto", añadió Jorge Javier.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin