Actualidad

Rafael Amargo se defiende: "En mi casa no se vende droga, se vende alegría"

Rafael Amargo rompió su silencio este domingo en el Deluxe tras varios meses en el centro de la polémica por su detención por supuesto tráfico de drogas. El bailaor se defendió y volvió a asegurar que es inocente. Según él, en su casa "no se vende droga, se vende alegría".

Más calmado y reflexivo de lo que acostumbra en sus últimas apariciones públicas, el bailaor dejó claro que tanto el programa como muchos periodistas tendrían que pedirle perdón por cómo le han tratado en estos meses.

Lea también - Rafael Amargo respira tranquilo: la Audiencia Provincial rechaza su ingreso en prisión y seguirá en libertad

"Soy inocente, pero muchos ya me han condenado sin haberse producido el juicio", dijo contundente Amargo, quien habló del proceso judicial en el que está inmerso: "Todo está encauzado y estoy muy tranquilo. No tuve miedo hasta hace poco. Me tengo que callar porque es un proceso judicial muy serio".

Aunque Rafael denunció tratos vejatorios tras su salida de los juzgados, este domingo el artista rectificó: "Mas que en el calabozo estuve en las oficinas, me decían que tenía muchas casas y la mitad no eran mías. La policía se portó bien conmigo en el calabozo, solo tuve un altercado con un funcionario en los juzgados", aclaró.

Lea también - La guerra entre folclóricas de Rafael Amargo y María Patiño: los demoledores titulares del bailaor contra la periodista

Amargó aseguró que en este asunto hay una "mano negra" y que ha sido tratado como chivo expiatorio: "Me siento utilizado. Tengo que tener miedo, yo le llamo respeto, he sido una persona ejemplar y si le hubiera pasado a otra persona hubiera sido de otra manera. Toda la culpa es mía por meter el hocico donde no debo" declaró.

A lo largo toda la entrevista, el bailaor se defendió, negando casi todo de lo que se le acusa. "Como se ha comprobado en mi casa no había nada. En mi casa no se vende droga, se vende alegría y arte", señaló.

Amargo también ha respondido a las acusaciones de consumo de drogas: "Hace siete años que no me meto una raya de cocaína porque no me sentaba bien. Yo nunca he bebido ni he fumado". Además, el bailaor contó que no le costó dejar de consumir: "Yo soy muy drástico, era dejarlo o morirme de pena. Ahora estoy en un Máster de drogodependencia en la Universidad de Barcelona, estoy aprendiendo muchas cosas de la teoría".

Lea también - Rafael Amargo huye a La India con Blanca Romero: película juntos en Bollywood

Consciente de la importancia de elegir bien a las personas que te rodean para cerrar este doloroso capítulo en su vida, Amargo reconoció que ha apartado a ciertas personas de su día a día: "Después de todo esto que me ha pasado he tenido que prohibir la entrada de gente a mi casa, gente con la que te diviertes 5 minutos y que no tiene oficio ni beneficio, además no son agradecidos", explicó.

Rafael Amargo también se refirió a la situación de su mujer, quien también pasó por el calabozo: "Mi mujer se encuentra bastante mal, ella es de Córdoba, Argentina y su madre se enteró de que nos habían detenido antes de que sucediera. Lo que iban a hacer por unos minutos se lanzó antes. Cuando me detuvieron hasta la misma policía estaba extrañada de que la prensa estuviera allí", sentenció.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin