Actualidad

Las Campos desmienten que Alejandra Rubio no haya estado al lado de su madre en su peor momento

A lo largo de esta semana se ha hablado del que podría ser el motivo por el que Alejandra Rubio ha estado enfadada durante todo este tiempo con su tía, Carmen Borrego. Según publicaba una revista de tirada nacional el pasado miércoles, el motivo no era otro que unas declaraciones que habría hecho la hermana de Terelu Campos en privado quejándose del poco apoyo que recibió la que fuera presentadora de televisión en la época en la que estaba tratándose contra su cáncer de mama.

Unas declaraciones que tanto Terelu, Alejandra y Carmen Borrego han negado esta tarde en 'Viva la vida' y no han dejado opción a réplica: "No voy a permitir ni una sinvergonzonería utilizando mi enfermedad para atacar a nadie, A NADIE, que quede claro. Mi enfermedad es mí, como ha llevado yo mi enfermedad es mi problema, de nadie más" decía Terelu Campos.

El programa también ha puesto un fragmento de 'Sálvame Diario' en el que Kiko Hernández comentaba esto mismo y además, aseguraba que lo que hacía Alejandra era estar de fiesta y la joven se ha defendido: "Yo no le tengo que dar explicaciones a nadie, ni mucho menos a gente que ni conozco. En aquella época mi trabajo era la noche y yo estuve con mi madre cuando tenía que estar".

Enseguida Terelu le ha parado los pies a su hija y le ha dicho: "Pretenden una justificación y como quien sabemos la verdad somos nosotros, pues ya está". Diego Arrabal también se ha llevado lo suyo porque afirmaba que el tema se empezó a cuestionar la semana pasada en el programa y la madre de Alejandra ha saltado enfadado: "Habláis de cosas que no tenéis ni puñetera idea, queréis saber y no sabéis y ¡no quiero hablar más de mi enfermedad, joder!" consiguiendo zanjar el tema.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.