Actualidad

Estalla la guerra: Belén Esteban se niega a coincidir más con Jorge Javier Vázquez

Está destrozada, triste y, sobre todo, cabreada, muy cabreada. Belén Esteban siente que Jorge Javier Vázquez la ha humillado públicamente una vez más y que además se ha reído de ella. No es la primera vez y no quiere dejarlo pasar. 

Por eso lo tiene claro: ni disculpas públicas, ni reconciliación en directo ni siquiera encuentros en plató. A partir de ahora no quiere cruzar ni una sola palabra con él, ni siquiera por trabajo. Y así se lo hecho saber a los directivos de La Fábrica de la Tele. Belén Esteban lles ha advertido a los productores Adrián Madrid y Óscar Cornejo. que no quiere volver a coincidir con Jorge Javier en Sálvame. Ésas han sido sus condiciones para seguir en el programa. Y, de momento, son innegociables. De lo contrario será ella la que se tome unas vacaciones hasta que decida qué hacer con su futuro.

Viva la vida

Lea también: Belén Esteban se juega su continuidad en Mediaset: se abre la veda contra ella

Belén no tendría problema en encontrar un nuevo trabajo. De hecho, uno de los que la han consolado estos días ha sido su íntimo amigo Raúl Prieto. Él suele ser su paño de lágrimas y es de los amigos que están con ella en lo bueno y en lo malo. Fue hasta su padrino de boda y, por supuesto, estaría encantado de ofrecerle trabajo. Para empezar en Viva la vida y después en todos los proyectos que el novio del arquitecto Joaquín Torres  prepara en Mediaset.

Pero la Princesa del Pueblo no quiere eso. Sabe que saldría perdiendo económicamente y también en conciliación familiar. Belén tendría que trabajar todos los sábados y domingos y además por un caché infinitamente más bajo que el que se embolsa en Sálvame. Y eso sin contar el Deluxe, al que quizás también tendría que renunciar. Es precisamente en el programa de prime time donde se complica sus exigencias. En Sálvame diario es posible evitar el encuentro entre Jorge Javier y Belén porque el presentador libra varios días, pero al Deluxe no falta.

Su marido la apoya

Su marido, Miguel le apoya en todo y piensa como ella: su relación con Jorge Javier es imposible. Ya no se pasan ni una y ésta ha sido la gota que ha colmado el vaso. Fue precisamente él quien le recomendó que se marchara a casa y no volviera a sentarse en su silla el pasado martes tras su desencuentro. Lo más llamativo es que, esta vez, nadie la paró. Ni sus compañeros, ni el director, ni ninguno de los chicos de producción que se limitaron a ponerle el coche que la llevó hasta Paracuellos rota y entre lágrimas.

Rencor

Belén nunca perdonó totalmente a Jorge tras su último encontronazo. Que le gritara que había "dejado de ser la princesa del pueblo para ser una Cayetana. Habla de lo que sabes. Estoy del discurso de mis amigas viajan en metro... ¿Y mis hermanas dónde crees que trabajan?", le hizo mucho daño. Y aunque después supuestamente se reconciliaron, por parte de la Esteban nunca fue lo mismo.

Por eso, el pasado martes, cuando Jorge Javier sacó el meme con su foto, en la que está horrible para enseñársela a Kiko Hernández y que además fue objeto de burla por parte de María José Campanario, dándole un like, se cabreó muchísimo. Y le soltó que ella tenía muchas cosas de él que nunca sacaría. Jorge no se lo pensó dos veces y se lo dejó claro. "Con esto me demuestras la clase de persona que eres. A tomar por...". Pero después se marchó a casa y durmió como un lirón. A él estas cosas no le importan. Ya no soporta los enfados tontos de la Princesa del Pueblo, piensa que su trabajo en Sálvame está por encima de todo eso. Pero claro, juega con ventaja: él es el presentador.

Meses peleados

No es la primera vez que se produce esta incómoda situación. El año pasado, tras su gran bronca, Belén y Jorge estuvieron sin coincidir en el diario más de tres meses. Y cuando empezaron a hacerlo fue con recelos, sobre todo por parte de la Esteban. Ella ya no se fía de Jorge. Veremos a ver qué pasa esta vez...

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin