Actualidad

Tamara Falcó desvela la devoción que siente por Almeida: "Tiene un gran sentido del humor y se le ve íntegro"

Tamara Falcó ha hablado de su vida personal sin tapujos, hasta el punto de que ha desvelado un amargo episodio que vivió hace unos años. También ha hablado sobre su relación con el diseñador de coches Íñigo Onieva. Además, ha confesado quién es el político por el que siente una gran admiración.

Se trata nada más y nada menos que de José Luis Martínez-Almeida, el alcalde de Madrid: "Ha cenado en casa alguna vez y me parece hiperinteligente, muy formado y con gran sentido del humor, que es importante. Se le ve íntegro", ha contado en Vanity Fair

En este sentido, considera que los políticos de Madrid están muy preparados, a diferencia del resto: "Los políticos de ahora, exceptuando a los de Madrid y muy en concreto a nuestro alcalde, no están tan preparados como los de antes. Tenían otra fuerza, era vocacional, no era el poder por el poder y querían hacer algo por nuestro país". 

Lea tambiénLa verdad sobre el ¿compromiso? de Tamara Falcó con Íñigo Onieva y el ático que ha alquilado

A la marquesa de Griñón también le han preguntado por Pablo Iglesias, en concreto por "el moño" que se hace para recoger su larga melena: "Hay otros temas más prioritarios, como de dónde saca los fondos para financiar su partido", ha dicho al respecto.

Sobre el emérito, exiliado en Abu Dabi tras sus supuestos escándalos, se ha limitado a recordar una anécdota que vivió con su padre, el fallecido Carlos Falcó: "Una vez le pregunté a mi padre: ¡Papi, ¿tu? morirías por el rey? ¡Me dijo que si?! (...) No hay nada más bonito que ofrecer la vida por alguien. Me gustaría pensar que sí, que yo también lo haría pero nunca me he visto en la tesitura". 

Recuerda su peor momento

Tamara ha desvelado que en 2016, tres años antes de ganar Masterchef Celebrity y de despegar como una de las grandes personalidades del papel couché, atravesó un mal momento personal: "En esa época desayunaba filetes empanados".

Esta desgana a la hora de comer sano le vino motivada por el mal momento anímico que estaba atravesando. Como consecuencia de ello, engordó más de 20 kilos y las marcas, de forma injusta, le dieron de lado: "Lo pasé muy mal. Muchos contratos que tenía firmados se cayeron. Algunas marcas me dijeron que mi físico no era el que requerían para sus productos. Me penalizaron".

En aquel momento, contó con el apoyo de todos sus familiares, incluido el de su hermano Enrique Iglesias: "Mi hermano Enrique no lo comprendía. Me decía: 'Tamara, ¡no te pueden dejar sin trabajo por haber engordado!'", ha recordado. 

La hija de Isabel Preysler ha meditado sobre ello a lo largo de estos años y no encuentra una razón lógica: "Yo, en parte, entendía que habían contratado una imagen y ya no era la misma, pero tengo dudas sobre si eso era ético".

Lea también - Tamara Falcó desvela su táctica para colarse en Pachá: "Mi hermano Julio me hizo un carnet falso"

En este sentido, Tamara ha confesado que presta mucha atención a su cuidado mental: "Todos tenemos dudas. Vivir es complicado. Tengo un consultor espiritual que cumple una función y el psicólogo cumple otra. A mí me ha ido fenomenal. Descubres muchas cosas sobre ti misma. Cuando fui, no sabía que el duelo de tío Miguel [Boyer] no lo había pasado todavía". Así las cosas, se ha declarado "muy fan de las terapias".

Sobre su relación Íñigo Onieva

Aunque es muy reservada con su vida privada, ha hablado sobre cómo lleva el diseñador de coches lo de salir con una persona tan conocida: "Con normalidad. Este acoso dura un tiempo y se lo ha tomado fenomenal, porque no es fácil".

Falcó se deshace en elogios hacia él: "Está lleno de vida y es una persona superpositiva. Y eso a mi? me encanta. Es muy dinámico. Me fascina estar con él". Con Iñigo siente que está plena: "Yo vivo mis relaciones con mucha intensidad. No he tenido la suerte de encontrar la estabilidad hasta ahora".

Así las cosas, ha contado cómo se conocieron: "Fue poco a poco. Nos conocimos en el cumpleaños de mi amiga Mylu (Luisa Bergel, hija del financiero Jaime Bergel), en la época pre-Covid. Él dio el primer paso y la verdad que me encantó que lo hiciera".

A sus 39 no descarta la posibilidad de ser madre porque es algo que siempre ha soñado: "Siempre imaginé que, a estas alturas, ya habría sido madre. Evidentemente, te fijas más cuando tienes pareja", ha sentenciado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin