Actualidad

Irene Rosales destroza a Isabel Pantoja al hablar sobre las adicciones de Kiko Rivera: "Podría haber hecho más"

Irene Rosales está cansada de tirar del carro familiar. La tertuliana de Mediaset lleva muchos años apoyando a Kiko Rivera en la lucha contra sus adicciones, siendo casi la única persona que siempre está a su lado. Así lo ha dejado claro durante una llamada en directo a Sálvame, donde mostraba su enfado por la eterna defensa que Anabel Pantoja hace de su tía Isabel Pantoja.

"Estaba viendo el programa sola en casa, lo mismo luego Kiko me regaña cuando lo vea. El tema de sus adicciones es algo que me duele bastante porque el único momento en que mi suegra nos ayudó fue la semana que nos fuimos a El Rocío. Después solo estábamos nosotros mismos y mis compadres. A día de hoy seguimos sufriéndolo porque esto no es una cosa que acabe de la noche a la mañana", comenzaba diciendo muy molesta en el programa de Jorge Javier Vázquez.

"La madre de Kiko podría haber ayudado, y ya lo digo porque es algo que me duele y que todavía a día de hoy seguimos sufriéndolo, porque esto no acaba de la noche a la mañana (...) Puedes huir de la realidad un mes, pero al segundo mes no puede huir nadie de la realidad", alegaba Irene, que expresaba su decepción con su suegra: "He echado de menos que Isabel preguntase mucho más cómo está Kiko, si necesitaba ayuda, cómo le va con el psiquiatra, con el psicólogo, con la medicación. La solución no era una semana en El Rocío", declaraba.

Lea también - El grito de auxilio de Irene Rosales tras su trágico año: "Necesito ayuda profesional"

Rosales continuaba con su discurso y se sinceraba al confesar que no está atravesando por su mejor momento, como contó el pasado fin de semana en Viva la vida. "Yo siempre he tenido claro que iba a estar a las buenas, a las malas y a las peores. Y si el día de mañana me tengo que separar de Kiko, también estaré ayudándole en ese problema. A consecuencia de tantas cosas no estoy bien psicológicamente, porque he tenido que tirar de algo que no solo me correspondía a mí, también a otras personas", explicaba Rosales.

Además, Irene le echaba en cara a Anabel su defensa a ultranza a Isabel cuando sabe que podría haber ayudado más a su hijo. "Entiendo su situación, pero con la de conversaciones que he tenido con ella... Solo en esto, que sabe lo duro que es para mí, podría haber sido un poco más flexible porque a mí ya me duele", añadía Irene.

"A lo que me refiero es que en el momento que se da el paso para que él se cure, ahí podría haber hecho más porque esto no se acaba de la noche a la mañana y en una semana. Se puede defender todo, pero lo que yo he vivido no de esa manera. Puedes decir que ha hecho cosas muy buenas, pero cuando ha tenido un problema grave de salud, no ha estado", añadía.

Una vez Irene había colgado, la prima de Kiko se derrumbaba en directo: "Le pido perdón si algo le ha sentado mal porque nunca le he querido quitar su sitio y solo quiero aclarar que yo no era consciente de nada. No es que yo me ponga del lado de mi tía para echar por tierra lo de Irene. Solo quería expresar que conociendo a mi tía no creo que ella quisiera que le pasara eso a su hijo", sentenciaba entre lágrimas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin