Actualidad

El grito de auxilio de Irene Rosales tras su trágico año: "Necesito ayuda profesional"

Irene Rosales ha perdido a sus padres en menos de un año por el cáncer. Primero fue su madre, Mayte Vázquez, quien falleció en febrero de 2020, y después su padre, Manuel Rosales, que murió en noviembre de ese mismo año. Estos durísimos varapalos, así como la guerra familiar de Kiko Rivera contra Isabel Pantoja, han dejado a la tertuliana en una situación límite.

La mujer del DJ se sinceraba en Viva la vida recordando su trágico año: "Sé que mi madre ya no está y voy a estar rota de por vida. Sé que no la voy a tener más. Necesito llorar. No me ha dado tiempo a pensar en mí y a cuidarme. Estoy agotada. Yo ahora estoy mal psicológicamente y no tengo la fuerza para animarlo a él (Kiko). Aparentemente estoy fuerte peor no lo estoy, no me veo fuerte. Estoy destrozada y no hay nadie que me pueda consolar, porque necesito mucho mi tiempo de asimilar muchas cosas que me han ido pasando y no me he dado cuenta", comenzaba diciendo.

Irene lanzaba un grito de auxilio ante su dramática situación. "Me he sentado con mi familia, con mi gente, con mi marido y he comentado mi situación. Que no estoy nada bien, que necesito ayuda. Que necesito preocuparme por mí. Me he creído que soy una súper woman, pero no soy. Soy una mujer con los pies en la tierra y no puedo con todo", ha reconocido en el espacio de Telecinco.

Lea también - Kiko Rivera cumple 37 años: tarta de Paquirri, declaración de amor de su mujer y desprecio de su madre

Rosales está "psicológicamente mal", por lo que se pondrá en manos de profesionales: "Me he sentado con mi familia para decirles que voy a dar ese paso de pedir ayuda a un profesional. He tenido contactos, pero necesito encontrar la persona (adecuada). No quiero viajes, no quiero salir de mi entorno, quiero ayuda profesional", admitió. "No tengo miedo a encontrarme con nada, porque creo que el paso que estoy dando me hace bien", alegó.

En lo que respecta a la polémica sobre su suegra, Isabel Pantoja, Irene aseguraba que es "otro sufrimiento" que tiene: "Es un problema entre madre e hijo que para mi, como hija y como madre que me falta, me es muy difícil ayudar a Kiko aunque la gente no se lo crea. Eso es otro sufrimiento más que tengo", declaraba antes de sentenciar: "Muchas cosas Kiko no las ha querido hablar conmigo para no darme más carga".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin