Actualidad

La victoria judicial de Cristina Cifuentes: los secretos de la republicana tatuada que vive una etapa dorada en los medios

Buenas noticias para Cristina Cifuentes. La que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido absuelta por el 'caso Máster'. La Fiscalía pedía 3 años y 3 meses de cárcel para ella pero finalmente no han encontrado pruebas directas contra la madrileña.

Desde que dimitiera por sus polémicas hace dos años, se ha convertido en colaboradora televisiva y está viviendo una segunda juventud al lado de su marido, el arquitecto Francisco Javier Aguilar Viyuela

Tras dejar la presidencia en 2018 se publicó que se habían separado. No obstante, ambos zanjaron los rumores acudiendo juntos a una fiesta organizada por Carmen Lomana en su casa de Madrid. Informalia comprobó de primera mano que el matrimonio gozaba de buena salud. Con él tiene a sus dos hijos, Cristina y Javier. Mantienen una relación muy discreta. 

De madre asturiana, Cifuentes nació en Madrid, ciudad de la que está totalmente enamorada. Sin embargo, las raíces gallegas de su padre han hecho que tenga un vínculo especial con esta tierra. Tiene dos hermanos y cinco hermanas y adora pasar las vacaciones con ellos en la casa familiar que poseen en un pueblo de Segovia. Siempre ha tenido un vínculo muy especial con su padre, por lo que su fallecimiento el pasado 2015 fue un duro golpe para ella.

Sin embargo, lo que más destaca de ella es el contraste entre sus ideas políticas y religiosas. Pese a que presidió la Comunidad de Madrid desde el PP, también deja claro que es una mujer republicana, agnóstica y liberal. No cree en la monarquía ni en todo aquello que no se pueda probar. Además, es firme defensora del colectivo LGTBI.

Lea también - Los secretos de Cristina Cifuentes: republicana, tatuada y fan de los huevos rotos

Le encantan los tatuajes, con los que ha querido impregnar en su piel los momentos más trascendentales. Tiene un total de cinco: una letra chica bao en la muñeca derecha, que significa proteger, una rosa en el cuello, una estrella y un sol en los tobillos, y un dibujo tribal en la rabadilla. Unos símbolos de los que está muy orgullosa y que luce siempre que puede.

Otra de sus peculiaridades es que detesta cocinar. Tal y como reconoce, quizás no le puso empeño porque nunca tuvo que hacerlo. Uno de los ingredientes que más odia es la cebolla, y su plato preferido son los huevos rotos con jamón. En cuanto a sus bebidas preferidas, le encanta brindar con vino blanco o cerveza y adora ir de cañas por los bares típicos de Madrid, algo que hacía con bastante más frecuencia antes del azote de la pandemia.

Hace un par de días se mostró optimista en Instagram escribiendo una famosa cita de Dalai Lama: "Nunca te rindas, sin importar lo que esté pasando, nunca te rindas". Unas palabras que guardaban relación con su situación, pues en esos momentos todavía se encontraba a la espera de conocer la sentencia por el 'caso Máster'.

Lea también - El 'as bajo la manga' de Cristina Cifuentes: aporta un certificado académico para demostrar que superó su TFM

Tras el escándalo del máster y el de las cremas en 2018, dimitió como presidenta de la Comunidad de Madrid. Desde entonces ha iniciado carrera en la tele, donde colabora actualmente en Ya es mediodía y con Risto Mejide en Todo es mentira.

Precisamente él le dejó un mensaje de apoyo hace unos días: "Ahora que su juicio está visto para sentencia, y pase lo que pase con la misma. Tengo que decir que creo firmemente en la inocencia e integridad de Cristina. Espero que así lo ratifique la justicia. Y si no, mi amistad seguirá intacta. Faltaría más", escribió en Twitter.

Cifuentes también se ha dejado caer por Sálvame en varias ocasiones, debutó como tertuliana de El programa de Ana Rosa y ha hecho buenas migas con colaboradoras de Mediaset como Isabel Rábago, que tiene pasado en el PP de Madrid, y Alba Carrillo. Con ellas ha presumido de amistad en la red social del postureo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin