Actualidad

El concursante de Gran Hermano que se enfrenta a una pena de prisión por presunta estafa

Miguel Ángel Pulpillo, concursante de la octava edición de Gran Hermano, podría ir a prisión por un posible delito de estafa en una trama en la que hay otras 21 personas implicadas. Pulpillo sería el cabecilla de una red fraudulenta de adquisición y venta de teléfonos móviles.

Los hechos se produjeron en 2016, diez años después de que abandonara el reality, pero el juicio se celebra estos días en el Auditorio Guadalquivir del Palacio de Ferias y Congresos de la capital andaluza, según cuenta El Español. En la vista, el exconcursante de Telecinco ha negado su participación en esta red delictiva.

Al parecer, Pulpillo abrió una tienda de telefonía móvil, labor que compagino con su trabajo de agricultor. El de Jaén asegura que ejercía de asesor para que los clientes pudieran elegir la tarifa más barata que se ajustase a sus preferencias.

Sin embargo, en la denuncia, Miguel Ángel aparece como el líder de un entramado dedicado a realizar falsas portabilidades entre compañías con el fin de comercializar móviles de terceros.

Hasta ahora, siete de los acusados ya han reconocido los delitos, por los que se enfrentan a penas entre seis y 18 meses de cárcel. En el caso de Pulpillo, la condena sería superior si es declarado culpable.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin