Actualidad

Anabel Pantoja desnuda con Piqueras y el vídeo sexual de Marina García: la cadena de las tentaciones

Sabemos gracias a Ecoteuve que la cuarta entrega de La Isla de las Tentaciones logró esta semana más de un 26% de audiencia y puede que parte de ese éxito tenga que ver con el morbo añadido de ver en pantalla a los personajes que circulan por las redes sociales practicando sexo oral en vídeos que no se sabe cómo han llegado a la gente pero de los que se beneficia sobre todo Mediaset, haciendo caja gracias a cotas de share que levantan pasiones (o viceversa).

El culebrón por fascículos de un hijo que se confiesa cocainómano despellejando a su madre, el morbo sexual de realitys de silicona, y los desnudos abriendo hasta los informativos son algunas de las armas que usa Paolo Vasile, quizás a la desesperada, para sostener en el primer puesto de la audiencia a Telecinco, la cadena de las tentaciones.

Lea también: Kiko Rivera: infidelidades, adicciones y depresiones a cambio de 25.000 euros

Ahora bien, no todo vale o no debería valer para bajarle las bragas a la competencia y ganar el mes, aunque sea por los pelos, como ha ocurrido en enero. Mediaset, en pugna permanente con Atresmedia, ha perdido la batalla y ha pasado a ser el segundo grupo del duopolio, y eso que tienen un canal más. Pero Telecinco, el gran bastión de la empresa que gestiona Paolo Vasile, resiste por la mínima a Antena 3.

Telecinco pelea cada décima y llega a poner el cuerpo desnudo de Anabel Pantoja a disposición de Pedro Piqueras para que la sobrina de Isabel Pantoja, en pelota picada y con el culo en la nieve, dé paso al Walter Cronkite de Albacete, desplazado por Vicente Vallés desde que Atresmedia se apoderó del Pasapalabra que el capo Vasile retenía durante años a pesar de derechos, sentencias y peleas con ITV (los dueños del formato).

¿Por qué Anabel Pantoja puso su cuerpo desnudo a disposición de Pedro Piqueras?

No es machismo. No es mentira. No es una exageración ni una broma. Es contar lo que ha pasado: el martes 12 de enero, Anabel Pantoja, sobrina de Isabel Pantoja, prima de Paquirrín y empleada de Paolo Vasile (como toda la familia), prestó su cuerpo desnudo a Telecinco cuando casi eran las 9 de la noche, al final de Sálvame, para dejar en lo alto la audiencia al pasar el relevo al informativo de Pedro Piqueras.

Puede ser un signo de desesperación de Mediaset ante el comentado sorpasso de Vicente Vallés, que destroza a su rival de Telecinco superándole en audiencia desde que hace meses la cadena de Fuencarral perdió los derechos sobre Pasapalabra en favor de Atresmedia.

"Se nos ha ido de las manos", reconoce en privado a este portal un profesional que lleva muchos años trabajando en los Informativos de la cadena que pilota el eficaz escudero de Silvio Berlusconi desde 1.999. Pero los gladiadores de Paolo Vasile no tienen inconveniente en poner a Anabel Pantoja en pelota picada, con sus partes sobre la nieve y tapándose los pechos con las manos, para dar paso a Piqueras. Esa pudo no ser la última batalla. ¿Qué más vamos a ver?

Ahora, de los autores de Anabel Pantoja entregó su culo a Piqueras, tenemos La Isla de las tentaciones con el morbo añadido de los vídeos sexuales. Mediaset no tiene nada que ver con esas imágenes de un chico haciendo un cunnilingus a una de las concursantes, o eso dicen, pero se les han filtrado las imágenes... ¿Qué culpa tienen ellos? Sería una temeridad afirmar que los alumnos de Silvio Berlusconi sean capaces de hacer una cosa así.  Consideraciones aparte, La pregunta es si hay ciberdelito en la difusión del vídeo sexual de Marina García, sea quien sea quien esté detrás del asunto. Los expertos consultados por portales especializados en ciberseguridad, como Escudo Digital, se han fijado en lo ocurrido entre la concursante de La Isla de las Tentaciones e Isaac, su tentador.

El artículo 197.7 del Código Penal refiere que "será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona".

Aunque se sabe que no se debe reenviar, y la productora Cuarzo ha abierto una investigación interna para averiguar cómo ha podido filtrarse, pocos dudan de que la polémica beneficia a Mediaset de cara a la audiencia.  Cuarzo y la cadena exigieron que se retirara de inmediato de las redes sociales el material, de corte pornográfico, pero el asunto en cuestión plantea muchas incógnitas: "¿Por qué no se puede pasar ni vía WhatsApp? ¿Quién filtró las imágenes y con qué interés? ¿Por qué algunos memes publicados en la noche del jueves, cuando el tema de Marina se convirtió en Trending Topic Nacional, han sido borrados?", se pregunta Sara Olivo, autora del informe sobre el tema en el citado portal de ciberseguridad. 

Lea también: El Tribunal Supremo da la razón a Alessandro Lequio y a María Palacios frente a Olvido Hormigos y Lecturas

El 'caso Hormigos'

Las respuestas nos las dan la Guardia Civil y la Policía Nacional: "No se pueden pasar estas imágenes aunque las recibas. Si una persona no da su consentimiento para que se difundan, es un delito privado y lo tiene que denunciar. No son unas imágenes públicas, ya que no se emitieron. Y aunque no lo hubiera denunciado, se podría actuar", responden tajantes. Y es que el caso de Olvido Hormigos, en 2012, y su famoso vídeo sexual creó jurisprudencia. Lo ocurrido con la exconcejala socialista de Los Yébenes desató una enorme polémica, que la convirtió en personaje famoso, y provocó la modificación del código penal en nuestro país.

El de Marina e Isaac no es precisamente un vídeo privado pero sí tomado sin su consentimiento, a pesar de haberse tomado en un concurso televisado y sabiendo los protagonistas que hay cámaras vigilándoles 24 horas al día. La trazabilidad de esos vídeos y la localización del origen es posible y, si se denuncia, la investigación dará su fruto. La concursante del programa dio a entender en Instagram que habrá querella, aunque no hay constancia oficial, de que la haya interpuesto. 

En las imágenes difundidas, sin que ni la cadena ni la productora sepan cómo se han filtrado, Marina aparece con su tentador completamente destapada, desnuda, boca arriba, y disfrutando de los placeres que le proporciona su tentador, con sus orejas entre los muslos de la concursante, sin edredones ni cortinas de ducha de por medio. Ambos dicen, a pesar de estar en un reality, que esas escenas de sexo explícito se tomaron sin que ellos lo supieran.

El juez, si el asunto llega a los tribunales, será quien determine si el lugar en el que se grabó se consideraba en ese momento privado. En lo que coinciden juristas y expertos es que si accedes a un vídeo sexual robado porque te sea enviado por ejemplo a un grupo de Whatsapp , no se ha de compartir, porque puede ser delito.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin