Actualidad

Marta López ataca a sus haters y estalla en lágrimas por el odio que suscita su relación con Kiko Matamoros

Dos años después de empezar su noviazgo, Marta López Álamo y Kiko Matamoros atraviesan por su momento más dulce. Con planes de boda y sin descartar una próxima paternidad, el tertuliano de Mediaset y la modelo acaban de mudarse a un lujoso piso en el centro de la capital.

El colaborador, feliz con su joven novia, siempre ha alabado su carácter conciliador y ha admitido que la modelo es una de las responsables de la buena relación que actualmente mantiene con todos sus hijos menos Anita Matamoros, la única nacida de su matrimonio fallido con Makoke.

Por su parte, Marta, prácticamente una desconocida antes de su romance con Kiko, se ha convertido en una de las influencers más populares del país, una fama que no siempre le supone cosas buenas. Y es que, según ha contado, tiene que pagar un precio muy alto por su enorme exposición pública.

La joven ha utilizado las redes sociales para denunciar el odio que soporta cada día en Instagram, donde miles de personas cuestionan todo lo que comparte. La influencer, hundida como nunca antes la habíamos visto, se ha sincerado entre lágrimas y ha contado cómo se siente ante los ataques injustificados que recibe por ser novia de Kiko.

Lea también - Kiko Matamoros y Marta López, de mudanza en mudanza: se trasladan a un nuevo pisazo de lujo en Madrid

"Críticas sin ton ni son que recibo desde que empecé con Kiko. Críticas muy crueles, la mayoría por parte de mujeres a quienes no les gusta mi pareja y por ende trasladan su odio a mí. Al final soy la persona que está más expuesta en el sentido de que puedo ser más cercana, él es un personaje de television y yo soy una chica que respondo a todo", ha declarado.

"Cuando empecé con él tuve que soportar el tema de que estaba con él por la fama. No se si vosotros me habéis visto en un reality o en un plató de televisión, que ofertas no me han faltado", ha alegado, antes de quejarse de lo sibilino que es el público tanto de televisión como de redes sociales: "Os escudáis en crear un perfil falso para verter toda clase de improperios y barbaridades por el teclado".

Por ello, cansada de aguantar los comentarios negativos que suscita cada uno de sus vídeos, Marta ha decidido dejar de ignorarlos y pasar a la acción, llamando "imbéciles" a los haters. Además, la modelo ha reconocido la inseguridad que le provocan estos "menosprecios" que sufre a diario "por el simple hecho de ser conocida".

"Cuando te critican 24 horas al día 7 días a a semana cuesta mucho el ponerte a hablar y ponerte a pensar si vas a acertar, si puedes decir algo que pueda ofender a alguien, si te van a decir algo por el simple hecho de ser la novia de... es muy complicado y me condiciona de tal manera para hacer un vídeo que me trabo. Pienso... uf me van a criticar seguro. Te pones nervioso y al final te hace sentirte inseguro", ha explicado.

Su testimonio no se quedaba ahí. Marta ha añadido: "Desde que estoy con Kiko me siento observada con lupa todo el rato por el simple hecho de ser novia de una persona que me saca 40 años. Porque mi novio sea un colaborador de televisión aunque brillante, polémico, todo el odio que sienten ciertas personas hacia el lo trasladan a mí por el simple hecho de ser su novia. La gente no entiende que somos dos personas distintas e independientes y puedo estar en descuerdo o simpatizar con muchas cosas de las que dice o piensa en televisión".

La influencer también ha aprovechado para llamar a sus críticos "gente frustrada", al tiempo que ha contado que "la situación se me hace complicada, se hace difícil y me frustra porque hago el contenido con todo el amor y todo el cariño".

Ella no entiende la manera cruel de juzgar de las mujeres a las personas de su mismo sexo: "No instruyo a nadie, no doy concejos de nada, cuento mis experiencias y promuevo un modo de vida saludable. No hay nada de malo en ello. Pero aunque vamos de abanderados del progreso y de sociedad igualitaria nos hartamos de juzgar a una mujer por ser guapa, por cuidar su físico o por ser modelo o influencer. Esto a los chicos no les pasa. No entiendo el odio injustificado por ser pareja de alguien, o por cuidarme y cultivar el cuerpo y no solo la mente", ha comentado.

"No soy de echarme flores pero soy buena, no tengo maldad ninguna, nunca haría daño por hacer daño, por eso no entiendo el daño que se hace a través de redes sociles y la inseguridad que causan a algunas perosnas, en este caso a mí, por un odio injustificado que creo que no se puede atajar. No soy perfecta pero no soy mala persona y no merezco este linchamiento", ha dicho muy afectada.

Entre lágrimas, Marta ha desvelado que "a veces hasta me supera. Ayer subí una foto de un piano y veo gente comentando como que es mentira que no voy a tocar el piano. No me entra en la cabeza porque lo voy a subir si es mentira. ¿Por qué no puede gustarme leer o estudiar o la música clásica? Me vine grande esto, que mucha gente tenga tanto odio. ¿Dónde vamos como sociedad?", ha preguntado.

Pese a todo, Marta trata de seguir con su vida y pasar de los "insultos sistemáticos que te quitan las ganas de hablar". Eso sí, ha reconocido que seguirá "bloqueando, borrando y desechando personas, actos y cuentas que perjudiquen mi día a día y me supongan un sufrimiento".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin