Actualidad

Mariló Montero se vuelca con Carlos Herrera tras la muerte de la madre del locutor

Carlos Herrera atraviesa por uno de los peores momentos de su vida tras la muerte de su madre, Blanca Crusset, el pasado viernes en Sevilla. Pero el locutor no está solo en este complicado trance, ya que cuenta con el apoyo de sus hijos y de su exmujer, Mariló Montero, que se desplazó al tanatorio para apoyar a la estrella de la Cope.

A pesar de que llevan separados diez años, Carlos y Mariló mantienen una relación estrecha y cordial por el bien de sus dos hijos, Alberto y Rocío Crusset. Los periodistas recuerdan con cariño sus dos décadas de matrimonio y se apoyan en este tipo de situaciones tan duras.

Lea también - Mariló Montero se defiende de las críticas de enchufismo: "Carlos Herrera no es mi negro ni nunca lo ha sido"

Mariló acudió el pasado sábado al tanatorio de la S-30 de Sevilla donde descansaban los restos de "doña Blanca", como la llamaba Herrera, para dar el pésame al que fuera su esposo. Allí fue recibida por su hijo Alberto, con quien entró de la mano al recinto. Su hija, Rocío, no pudo llegar a tiempo al estar residiendo en Nueva York.

Carlos estaba muy unido a su madre, según dejó él mismo patente durante una entrevista con Cristina Tárrega hace algún tiempo: "Yo quiero a mi madre con locura y mi madre siempre ha estado ahí sin necesidad de ser agobiante, sabiendo perfectamente siempre su sitio. Yo soy lo que soy gracias a mi madre. Ella lo sabe además", declaró el periodista.

Las pasadas Navidades, Herrera publicó su última imagen junto a ella, brindando y deseando felices fiestas a sus miles de seguidores: "Tres benjamines finalmente se ha cargado Doña Blanca. No me deja subir la foto con gorro de papá Noel. Lo siento. Feliz Navidad", escribió el presentador de Cope.

Pepa Gea, el otro apoyo de Carlos Herrera

Además de Mariló y sus hijos, Carlos también cuenta con el apoyo de su novia, la también periodista Pepa Gea, presentadora de Onda Cero, con quien sale desde hace casi dos años. Informalia adelantó en primicia su idilio en julio de 2019.

Carlos y Pepa llevan su amor con extrema discreción y lo último que se sabe de ellos es que disfrutaron de un romántico paseo de la mano por las calles de Sevilla en julio de 2020. Desde entonces, nada se conoce sobre su relación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin