Actualidad

La nueva vida de Paloma Cuevas sin Enrique Ponce: diseñadora de fiesta con Rosa Clará

La decisión de Paloma Cuevas de colaborar con Rosa Clará en sus colecciones para fiesta sigue adelante. La esposa de Enrique Ponce está más activa que nunca, cuentan en el entorno de la diseñadora catalana, encantada con la socialité cordobesa. 

Viajes a Barcelona, México o Estados Unidos, implicación directa en los diseños y en la promoción y lanzamiento a finales de este año de sus modelos, que estarán en los escaparates en 2022, son buena muestra de la febril actividad de una mujer inteligente, trabajadora, con conexiones, joven y que sabe reinventarse. Además, Paloma tiene a sus padres y a sus hijas a muerte con ella, lo que le da una fuerza infinita a pesar de la traumática ruptura con su marido.

Lea también - Paloma Cuevas y su viaje secreto a México con Rosa Clará: trabajo y placer

Los que han especulado con que su "noviazgo" con Rosa Clará había sido una reacción repentina de la esposa de Enrique Ponce, cuando el torero hizo público su amor por Ana Soria, para demostrar que podía emprender su propia vida creativa y empezar de cero, desconocen que la idea de trabajar con la barcelonesa ya se había gestado hace años, cuando la empresaria de moda nupcial, amiga de Paloma, la animaba a que hicieran algo juntas.

Paloma Cuevas vistió en varias ocasiones modelos de costura de la firma en celebraciones importantes, como la boda de su hermana y la de una sobrina del escultor colombiano Fernando Botero. De ahí nació una buena amistad. Tienen Paloma y Rosa coincidencia de gustos, y ambas adoran la estética.

Por todo ello, la modista y la hija de Victoriano Valencia se embarcaron en un proyecto cuando Ponce la abandonó por la joven Ana Soria y Paloma pudo disfrutar de una nueva libertad, si bien sigue siendo la mujer del diestro, que no firma el divorcio.

No ha sido únicamente un compromiso pasajero. Además del viaje a México y Estados Unidos, que Paloma y Rosa hicieron juntas este otoño para ver tejidos y formas de producción, nos cuentan que la ex del torero viaja en ocasiones a Barcelona para trabajar en los talleres donde se crean las colecciones de la casa, aunque su colaboración se centra en los trajes de fiesta y no en los modelos de novia.

Yándale pues

Las conexiones sociales de Paloma Cuevas en México, la convierten en una embajadora perfecta de Rosa Clará en aquel país. Enrique Ponce es un ídolo para la afición taurina mexicana y la que todavía es su esposa, una mujer bellísima y elegante, goza a sus 48 espléndidos años de una fama que es adoración en muchos casos.

Lea también - Los enigmáticos proyectos de Paloma Cuevas: la cordobesa se prepara para su nueva vida sin Enrique Ponce

La firma nupcial catalana apuesta fuerte por el mercado azteca. En 2019, Clará abrió en la zona de Polanco, el barrio más exclusivo de México D. F., una impresionante flagship store de dos plantas que se ha convertido en la mayor tienda de las que tiene en todo el mundo. Allí estarán las colecciones de novia de alta costura, accesorios y los trajes de fiesta que llevarán la firma de Paloma Cuevas.

Rosa Clará no ha dejado de trabajar a pesar de la situación sanitaria. Considera que la vida sigue y que las bodas aplazadas en este último año acabarán celebrándose en los próximos meses. Como muchos colegas, en la profesión están convencidos de que habrá una explosión de casamientos entre 2021 y 2022. Las parejas han retrasado la ceremonia de casarse pero la han aplazado, y mantienen su deseo de contraer matrimonio.

Lea también - Paloma Cuevas y Ana Soria compiten en las redes: el duelo de cuerpazos que arrasa en Instagram

El estreno de Paloma Cuevas como diseñadora de la firma de Rosa Clará se verá en los escaparates en 2022, con la salida al mercado de los modelos de noche y fiesta en los que está colaborando ahora. Y cuando la pandemia lo permita habrá ya en este año 2021 una presentación previa, en la que Paloma será también protagonista. ¿Quién mejor?

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin