Actualidad

La sucesión del príncipe Carlos pone "en riesgo" la corona: "Podría derrumbarse muy rápido", dice el biógrafo de la reina

Después de 68 años de reinando y con 94 años cumplidos el pasado mes de abril, desde cada rincón del Reino Unido se preguntan qué pasará cuando el príncipe Carlos suceda a la reina Isabel en el trono.

Lea también - Un familiar de Isabel II se enfrenta a cinco años de prisión por un delito sexual: nuevo escándalo en la Corte

Uno de los rostros que ha hablado al respecto ha sido Clive Irving, biógrafo de la soberana que lanzará su próximo libro The Last Queen: Elizabeth II's Seventy Year Battle to Save the House of Windsor (La última reina: la batalla de setenta años de Isabel II para salvar la casa de Windsor) en los próximos días.

"Creo que sabemos mucho más de lo que realmente quisiéramos saber sobre Carlos, ¿verdad? Creo que existe un riesgo muy real de que, si Carlos la sucede, la monarquía se derrumbe muy rápido", cuenta el autor en Vanity Fair.

Así las cosas, para el escritor el futuro de la monarquía pende de un hilo: "Esta cuestión de la supervivencia de la monarquía no ha surgido realmente desde la época de la abdicación de [Eduardo VIII], pero surgirá como un verdadero golpe en la cara. Ha disfrutado de tal dominio del papel que toda la idea de la abolición o el republicanismo ha ido más allá de la realidad". 

En este sentido, sostiene que el marido de Camila Parker Bowles no está preparado para asumir las riendas de la institución: "Carlos tiene un problema grave. Un problema es que no parece un revitalizante cambio generacional, ¿verdad? Eso es lo que se necesitaría, algo que revitalice y transmita la sensación de que han entendido el mundo moderno. De alguna manera, Carlos parece mayor que la reina. Es un hombre más apropiado para el siglo XVIII que para el XXI, y no estoy bromeando. Ese es su estilo deliberado y elegido, como un hermano menor de la reina en lugar de un hijo", asegura.

Para el autor, el príncipe Carlos no tiene una actitud coherente: "Ha demostrado ser un hipócrita. Fue uno de los primeros en hacer campaña para reconocer la importancia del cambio climático e incluso le habló a Trump sobre el tema, lo cual fue bastante valiente. Pero al mismo tiempo, vuela en jets ejecutivos, sin preocuparse por la enorme huella de carbono (...) Nació con tal sentido de derecho que nunca se le ocurrió que tal vez no pueda seguir haciéndolo", espeta.

Por otro lado, Irving ha meditado la posibilidad de que sea el príncipe Guillermo el próximo en ascender al trono, algo que valora de forma positiva: "¿No habría sido bueno si se pudiera saltar una generación e ir directamente a ellos? ¿Y al final importa? A los británicos les afecta mucho. Si el jefe de Estado resulta estar realmente equivocado, las cosas se van al garete muy rápidamente. Siempre que el jefe de Estado y la gente a la que jura lealtad y la persona a la que admiran no sea un político, una figura de la Iglesia o un general, hay algo de saludable en ello", remarca.

Lea tambiénEl sirviente de la reina Isabel II, condenado a prisión por robar objetos de Buckingham

En cuanto al reinado de Isabel II, considera impecable el papel que ha tenido la soberana a lo largo de estas décadas: "La reina ha entendido y ha hecho algo muy difícil. En lugar de ser una patria, es una 'matria', y se percibe de forma más compasiva, ella es capaz de unir las cosas de esa manera. Puede ser una simple propaganda, es algo saludable de hacer para un jefe de Estado", reafirma.

En los últimos tiempos, la monarca está haciendo frente a dos crisis internas. La de la escandalosa vinculación de uno de sus hijos, el príncipe Andrés, con el pedófilo Jeffrey Epstein y la del Megxit (la mediática salida del príncipe Harry y Meghan Markle de la corona británica).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin