Actualidad

Pepe Navarro recurrirá su derrota judicial frente a Ivonne Reyes: "Es incapaz de decirle a su hijo quién es su padre"

El año ha empezado de la mejor manera para Ivonne Reyes, pero Pepe Navarro no puede decir lo mismo. Según conocimos hace unos días, la venezolana ha vuelto a salir victoriosa en su interminable batalla judicial contra el periodista. Ha ganado la demanda que el presentador interpuso contra ella por vulneración en su honor e intromisión en su intimidad personal y familiar por unas declaraciones que dio a una conocida revista del papel couché.

Lea también - Ivonne Reyes gana en los juzgados a Pepe Navarro: victoriosa en uno de sus frentes judiciales

Pepe pedía a la presentadora 60.000 euros y una rectificación pública de sus declaraciones, pero el juez dio la razón a Ivonne al prevalecer el derecho a la libertad de expresión. La venezolana se mostraba hace unos días feliz por esta nueva victoria judicial contra su ex. 

Sin embargo, el periodista no piensa permitir que las cosas queden así y ya ha anunciado que recurrirá la sentencia judicial. Asegurando que "no quiero hablar de eso porque los temas judiciales son largos", Pepe ha reaparecido en el estreno de la última obra de Pedro Ruiz.

Lea también: Pepe Navarro declara ante el juez por la demanda de impago de Ivonne Reyes y alega "carencia de recursos"

Pese a no querer entrar en detalles, el presentador sí confirma sus intenciones de recurrir la decisión judicial: "Naturalmente que sí, pero son largos, no vale la pena hablar. Aquí hay una cosa clarísima, esta persona es una persona muy indigna porque es incapaz de decirle a su hijo quién es su padre y ya va siendo hora que se lo cuente".

Un claro dardo a Ivonne, ya que Pepe vuelve en reafirmarse en que Alejandro no es su hijo: "No es que lo mantenga, es que hay una documentación, que ella misma ha conseguido, robándome el ADN, que demuestra que yo no soy el padre, ya lo he dicho muchas veces. Todo se arreglará, esto es muy largo".

Alejandro es legalmente hijo de Pepe Navarro desde que en 2012 un juez lo dictaminara tras las repetidas negativas del periodista de someterse a las pruebas de ADN. Al cumplir el joven los 18 años, se reactivó la batalla judicial porque una de las hijas de Navarro, Andrea, solicitó reabrir el caso. Su petición fue rechazada pero desde entonces no han dejado de cruzarse nuevas demandas entre todos ellos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin