Actualidad

El look rompedor de Ashley Biden, la hija del presidente: se desmarca del protocolo con un esmoquin de tendencia

Joe Biden ya es nuevo presidente de Estados Unidos. Tras la toma de posesión del republicano en este histórico 20-E, llegó la esperada fiesta, con muchos cambios por motivos de seguridad respecto al Covid-19. En la celebración, todos los familiares de Biden lucieron sus mejores galas, aunque solo una triunfó: su hija, Ashley Biden (39).

Como buena experta en moda -tiene su propia firma-, Ashley rompió con el protocolo y sorprendió con un esmoquin de tendencia. Su look no tenía nada que ver con el resto de invitadas, quienes se ciñeron a las reglas marcadas y se decantaron por vestidos midi de fiesta.

Lea también - Joe Biden y su mujer compartirán dormitorio, al contrario que Trump y Melania

Ashley no solo se desmarcó de las demás con su esmoquin, sino que además también acertó al llevar la pajarita desanudada para dejarla caer sobre el pecho. La trabajadora social recogió su melena, dando mayor protagonismo a sus pendientes.

El estilo de Ashley ya anticipa las ideas de la antropóloga, quien se define como feminista y trata de luchar por la igualdad de las mujeres. Su look oscuro contrastaba con el conjunto que eligió Jill Biden, que apostó por el color blanco en su abrigo y también en su vestido, ambos con bordados florales y firmadas por Gabriela Hearts.

Lea también - Michelle Obama triunfa con su 'lookazo' en la toma de posesión de Joe Biden

Otra de las que sorprendió en la noche triunfal de Biden fue su sobrina Maisy, hija de Hunter Biden y Kathleen, que escogió un vestido estampado de Rodarte y lo acompañó con unas zapatillas abotinadas de Nike. Las otras nietas de Joe, Natalie y Finnegan, lucieron looks de Markarian. La primera, un vestido amarillo, y la segunda, un diseño de lentejuelas naranjas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin