Actualidad

Joe Biden y su mujer compartirán dormitorio, al contrario que Trump y Melania

El nuevo presidente de Estados Unidos encuentra en su cama el calor que no tenia su antecesor. Donald Trump y Melania no compartían dormitorio. La ya ex primera dama ocupaba la suite presidencial y el republicano se alojaba en un estudio cercano. No es el caso Joe Biden y la nueva primera dama. Jill Tracy duerme cada noche con su esposo, en el mismo dormitorio. Y así se ha tenido en cuenta por parte de los operarios a la hora de renovar mobiliario y demás detalles tras la mudanza finalizada en el Ala Este este miércoles en la Casa Blanca.

Lea también - Jill Biden hace historia: la nueva primera dama no renunciará a su trabajo fuera de la Casa Blanca

Dicen que Trump pernoctaba lejos del cuarto en el que dormía su señora esposa porque sus ronquidos son insoportables y que en los cuatro años de su mandato, Melania no pisó ni una sola vez el estudio de marras. Ya veremos si se hacen realidad los continuos rumores que indican que los Trump acabarán divorciados este mismo año.

No solo el dormitorio ha sido renovado por completo, cambiando absolutamente todos los muebles, cortinas, complementos y demás elementos. Además de ser desinfectadas todas las dependencias, se ha redecorado ya todo: desde las pomposas cortinas doradas del Despacho Oval de Trump, cambiadas por otras más discretas, hasta las fotografías y retratos.

Lea tambiénMichelle Obama triunfa con su 'lookazo' en la toma de posesión de Joe Biden

Si la decoración que buscan el nuevo presidente y su mujer tiene tan poco que ver con los anteriores inquilinos como sus políticas y sus formas, Jill no tiene nada que ver con Melania. Mientras la segunda se ha exhibido cual Barbie presidencial, la primera, dicen, es una persona sencilla, intelectual, nada superficial y cercana.

Seguirá trabajando a diario e irá a dormir después a su domicilio, como hizo durante los ocho años durante los cuales su marido fue vicepresidente con Obama. Además de profesora de inglés en distintas instituciones, es fundadora de la organización sin ánimo de libro, Biden Breast Health Initiative, cofundó el programa social Book Buddies y colabora activamente en el centro benéfico Delaware Booth on te Ground.

Las mejores imágenes de la toma de posesión

Horas antes de la investidura del demócrata, Donald Trump abandonó la Casa Blanca con su mujer, Melania. Lo hizo sin recibir al nuevo mandatario, incumpliendo así con la tradición que siguen los presidentes salientes desde el siglo XIX. Melania se decantó por un Chanel negro valorado en 50.000 dólares.

El ex presidente y la ex primera dama pusieron rumbo a Mar-a-lago, el impresionante complejo propiedad de Trump en Florida, donde han instalado su nueva residencia. Para su llegada, Melania se cambió el Chanel por un Gucci en tonos naranjas, blancos y azules valorado en 3.700 dólares.  

Antes de comenzar la ceremonia, llamó especialmente la atención la llegada de Barack y su mujer, Michelle Obama. Ella deslumbró con un flamante diseño morado de Sergio Hudson y se coronó como la mejor vestida de la ceremonia. 

Quien también hizo historia y recabó todas las miradas fue Kamala Harris. La segunda de Joe Biden se ha convertido en la primera vicepresidenta mujer de la historia del país. Su discurso feminista fue muy aplaudido en las redes sociales: "Estoy aquí gracias a las mujeres que vinieron antes", señaló la demócrata, fiel defensora de la igualdad entre mujeres y hombres y luchadora incansable contra el supremacismo blanco. Su encuentro con Barack Obama acaparó un sinfín de elogios. 

Lady Gaga, que entonó el himno, y Jennifer López, que sorprendió con su actuación musical y con sus palabras en castellano, fueron dos de los rostros más mediáticos del evento. JLo, además, se fundió en un apasionado beso con su novio, el ex jugador de béisbol Álex Rodríguez

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin