Actualidad

Fabiola Martínez asegura que había momentos en los que no se podía "ni ver" con Bertín Osborne

Fabiola Martínez (48) ha concedido su primera entrevista tras separarse de Bertín Osborne (66) después de 20 años juntos, 14 de ellos unidos en matrimonio, y dos hijos en común, Carlos (13) y Kike (14). Durante la charla, la venezolana ha reiterado que ha sido de mutuo acuerdo, que las discusiones comenzaron a ser muy frecuentes y que la decisión la tomaron a partir del puente de diciembre.

"Las cosas no pasan de un día para otro y los dos hemos hecho todo lo posible por mantener el matrimonio, pero no ha podido ser", ha expresado la modelo en una entrevista a Europapress

Después de tantos años juntos, la convivencia se ha echo cuesta arriba, pero no ha sido el único factor que ha mermado la relación: "La convivencia es muy complicada y más cuando estamos uno en un lado, otro en el otro, el carácter de los dos... Todo influye". 

Lea también - Fabiola prefiere pensar que Bertín no le fue infiel: "Estoy segura de que eso no es verdad"

En el comunicado que emitió Bertín este domingo, el presentador se responsabilizaba y asumía la culpa de la ruptura. Ella, en cambio, cree que los dos han tenido algo que ver para que no funcione: "Lo conocéis, sabéis que en eso es muy caballero, pero yo creo que cuando algo así sucede, cuando un matrimonio se separa siempre hay una responsabilidad repartida y bueno, un poco ese es el caso".

A pesar de todo, los dos se siguen guardando un gran aprecio: "No significa que no haya amor, que no haya cariño, respeto y todo lo que todos estos años nos ha dejado, pero hemos decidido que era lo mejor para los dos", ha explicado. 

Lea tambiénBertín Osborne se reencuentra con Fabiola Martínez tras el anuncio de su separación

Además, ella misma ya se encuentra algo mejor y asumiendo lo que ha ocurrido con su matrimonio: "Ya he pasado mi proceso. Al final es una mezcla de muchas cosas, de miedo a la incertidumbre, de tristeza por la pérdida, pero también pensar que Bertín y yo desde hace bastante tiempo hacemos vidas que por su trabajo tampoco estábamos tanto tiempo".

Los motivos de la ruptura 

Echando la vista atrás, repasa lo que vivieron durante los meses de confinamiento: "Fue el momento en el que más tiempo seguido hemos estado juntos y ha sido maravilloso. También tengo que decir que ha sido como un regalo porque nos ha dado la oportunidad de convivir intensamente y bien", ha añadido. 

En este sentido, sorprende que después del tiempo de 'encierro', en el que estuvieron tan bien, su relación se haya ido al traste: "Es que es difícil explicarlo, pero hay un momento en el que tú sientes que el cariño, el amor es más fraternal. Él me quiere, yo le quiero, pero no siempre es suficiente para mantener un matrimonio". 

Así las cosas, no entiende qué es lo que ha podido faltar en su matrimonio y está en proceso de encontrarlo: "Como dice el refrán hay veces que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Creo que necesitamos ese tiempo para darnos cuenta que era exactamente lo que nos faltaba. Lo que sí es cierto es que no estábamos al 100% bien y eso hacía que hubiese fluctuaciones emocionales y que muchas veces hubiera crispación sin ningún por qué". 

Lea también - De Ana Obregón a Mar Flores pasando por ¿Terelu Campos?: las aventuras confirmadas o no de Bertín Osborne

La decisión de separarse, no obstante, no se ha tomado de la noche a la mañana: "No ha sido una única conversación. Esta conversación la hemos tenido muchas veces pero siempre decimos 'bueno, vamos a ver...'. Pero al final no remontas, no hay una estabilidad en ese sentido y al final para qué prolongarlo más y quedarte con la peor parte. Es preferible ahora". 

De este modo, fue en diciembre cuando la separación ya empezaba a verse como una realidad entre los dos: "Estuvimos en el puente de diciembre en Sevilla, que era su cumpleaños, y fue a raíz de ahí. Pero sí es verdad que llevábamos mucho tiempo viendo cómo hacerlo. Si los dos estamos tranquilos, sin pesar, sin tristeza es lo mejor". Al mismo tiempo, ha reiterado que ni por parte de Osborne ni por la suya han habido terceras personas. 

¿Cómo se lo han tomado sus hijos?

En cuanto a los niños, ha asegurado que no se lo han tomado a mal: "Carlitos lo ha asumido bastante bien. Incluso ha dicho que él se imaginaba que iba a pasar porque nos veía discutir. Nunca han sido discusiones demasiado fuera de tono pero sí que la crispación la notaba todo el que estaba a nuestro alrededor. Éramos extremos constantemente, igual que estábamos súper y era amor y pasión y de repente era que no nos podíamos ni ver y eso es muy agotador". 

En este sentido, todavía están viendo que es lo mejor para ellos: "La verdad es que todavía no hemos hablado de nada de cómo lo vamos a hacer. Fue una decisión que la hemos pensado mucho pero todavía no nos hemos organizado". Mientras tanto, ella vive en la residencia de Madrid con los dos. 

Sus planes de futuro

Tras la ruptura, queda un largo camino por recorrer: "Yo no soy mucho de planificar para el futuro, pero sí es verdad que estoy intentando hacer todas esas cosas que en algún momento me las había planteado y no las había hecho por diferentes motivos. Me he matriculado en un máster en administración de empresas coaching de inteligencia y programación neurolingüística". 

Así las cosas, podrá aplicar estos conocimientos en la Fundación Bertín Osborne, que levantaron para ayudar a niños como su hijo Kike, que sufre parálisis cerebral. La seguirán gestionando los dos a pesar de emprender caminos separados: "La fundación continúa y mi idea es que nos sobreviva a nosotros. Lo que hemos conseguido tiene que estar por encima de las personas que la han creado", ha sentenciado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin