Actualidad

Exclusiva: Anabel Pantoja aplaza su boda con Omar Sánchez y sabemos cuáles son los motivos

Ya se lo dijo su tía, Isabel Pantoja: "Tú no te casas". Y, como cumpliendo aquella premonición, Anabel Pantoja ha ido aplazando su enlace con Omar Sánchez ya en dos ocasiones. Lo hizo en marzo de 2020 por culpa del Coronavirus y ahora, de nuevo, la prima de Kiko Rivera ha decidido hacer lo mismo.

Pero en esta ocasión por algo bien distinto. Según ha podido saber Informalia, Anabel se ha visto superada por las circunstancias y hasta sus más íntimos le han recomendado anular el enlace previsto para el próximo mes de junio en una finca a las afueras de Sevilla.

Lea también: Anabel Pantoja, muy enfadada con Canales Rivera por preguntar si está "embarazada" al verla desnuda en la nieve

Motivos

Hay varios motivos. El primero es que Anabel quiere un enlace por todo lo alto y en junio todavía no está segura de que se vayan a poder celebrar eventos multitudinarios como consecuencia del coronavirus.

Amén de que ambas familias son de distintas partes de España y los viajes aún podrían estar prohibidos para entonces.

En segundo lugar, el conflicto familiar. No es el momento adecuado para celebrar un evento teniendo en cuenta que su tía Isabel Pantoja y su primo se encuentran en plena batalla por la herencia que dejó Paquirri, lo que ha supuesto una ruptura total entre madre e hijo que incluso puede acabar en los tribunales.

Exclusiva en el aire

Y tercero, y más importante, la suculenta exclusiva. Según ha podido saber Informalia, Anabel Pantoja tiene cerrado un reportaje fotográfico de su boda con una importante revista por una considerable cifra económica. Pero esta exclusiva solo le interesa a la publicación si acude su tía. Sin la tonadillera, la cifra económica se reduciría considerablemente y no habría que descartar que incluso no se hiciera.

La Pantojita tiene una excelente relación con su tía. De hecho, ha sido la única que ha podido reunirse con ella desde que estallara la guerra mediática con Paquirrín. Pero aun así, Anabel no se atrevería en estos momentos a pedirle a su tía que abandonara su encierro en Cantora para reaparecer en su boda y así engordar su exclusiva. Y, por supuesto, la tonadillera tampoco estaría dispuesta a hacerlo y menos sin ver un duro. Según algunos periodistas, cobró más ella por salir en la portada de Hola en la boda de su hijo que el propio Kiko, que era el novio.

Preparativos

Por si esto fuera poco, Anabel no ha tenido tiempo de ponerse con los preparativos. Lleva dos meses en Canarias, tras romperse el peroné y hace apenas unos días se incorporó a Sálvame, donde tiene más de un frente abierto, entre ellos con Belén Esteban.

Anabel y Omar empezaron a salir en febrero de 2018 y un año después él la sorprendió pidiéndole matrimonio en una playa de Fuerteventura mientras ella realizaba una sesión fotográfica. Unos meses después la sevillana estableció allí su residencia para tristeza de su madre, que hace unos días confesó en Sálvame: "No tiene necesidad de casarse. Si ya viven juntos y están bien".

Anabel podría celebrar una boda más intima, como han hecho otras muchas parejas, pero ha decidido que no, que quiere juntar a toda su gente, entre los que incluye a los fotógrafos de algún semanario del corazón que pague bien... Mientras tanto, sigue ganándose la vida muy bien como influencer con sus anuncios y sorteos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin