elEconomista.es

Toño Sanchís prepara una demanda contra Belén Esteban: la bomba judicial del representante

14/01/2021 - 12:07

Toño Sanchís no entierra el hacha de guerra. Ha trascendido que el representante ya ha ganado algunos de los escollos judiciales que emprendió para defender su honor. Sin embargo, no se quedará ahí, pues está dispuesto a todo para sentar a su gran enemiga, Belén Esteban, en el banquillo.

Lea tambiénBelén Esteban presenta una querella por vía penal contra Toño Sanchís

Toño emprendió el año pasado varias demandas para defender su honor y la privacidad de Lorena, su mujer, y la de sus cuatro hijos. Entre otras cosas, en los platós de televisión, especialmente en Sálvame, vertieron acusaciones contra él de haber engañado a su esposa, de tener numerosos deudas y de haber estafado a muchos de sus representados. 

Según ha informado el periodista Saúl Ortiz en 20 minutos, el ex representante de la princesa del pueblo ha ganado varias de las causas que inició. Los demandados no solo tendrán que indemnizar a Toño por los daños, sino también a su familia. 

Lea también - Toño Sanchís y Kiko Hernández, cara a cara en los juzgados: el representante no entierra el hacha de guerra

Debido a los frentes que ha ganado, Sanchís está muy animado y no quiere quedarse con los brazos cruzados. Según el mismo medio, está ultimando una demanda contra Belén Esteban. El representante la acusa de desvelar informaciones privadas que vulneran sus derechos. Esta es su gran guerra y para librarla cuenta con el letrado Javier Vasallo, experto penalista, que también defiende a Rocío Carrasco en la demanda que ha interpuesto recientemente contra Belén.

Esteban, por su parte, también interpuso una querella por vía penal a Toño recientemente para recuperar los 40.000 euros que todavía le debe.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.