elEconomista.es

Arantxa de Benito pide ayuda a su ex marido Guti para enderezar a Zayra, la hija de ambos

13/01/2021 - 17:50

Zayra se ha convertido en un problema para sus padres. La hija del futbolista Guti y de Arantxa de Benito enlaza los escándalos y pone en evidencia su mala educación y su falta de respeto hacia las normas impuestas por la pandemia.

Lea tambiénRetiran un reportaje Zayra, la hija de Guti y Arancha de Benito, por su conducta temeraria en pandemia

Es tal su rebeldía que Arantxa ha decidido ponerse en contacto con su ex marido, con el que apenas tiene relación, para buscar soluciones.

La relación entre madre e hija no es la adecuada, la veinteañera pasa olímpicamente de los consejos maternos y lleva una vida de total libertinaje, con demasiadas juergas nocturnas y mensajes provocativos en las redes sociales.

Gutiérrez y su hija tampoco es que mantengan una relación idílica, pero el deportista empieza a preocuparse muy seriamente por la vida que lleva Zayra y las críticas públicas que está recibiendo por su mal comportamiento.

Lea tambiénZayra Gutiérrez, hija de Guti, de nuevo de fiesta sin mascarilla y rodeada de famosos

Para Arantxa, con la que vive Zayra, el sufrimiento es diario, ya no sabe que hacer para mitigar las ansias 'expansionistas' de una hija que exhibe continuamente su descontrol extremo en Internet.

No tiene límites y va de mal en peor. Hasta sus amigos se asombran de la 'vitalidad' y los excesos de una niña malcriada que se ríe de la situación actual creada, por el coronavirus, tal y como dejó caer recientemente en uno de sus vídeos de Instagram.







Comentarios 1

#1
15-01-2021 / 01:06
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Esta claro que esa niña se les ha ido de las manos, tiene 20 años y se ve que no le han puesto un puñetero límite en su vida, así que las lamentaciones llegan un poco tarde......


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.