elEconomista.es

La directora del Instituto de las Mujeres la lía en Twitter por quejarse de la emisión de Pretty Woman

13/01/2021 - 15:12

Beatriz Gimeno, directora del Instituto de las Mujeres, dependiente del ministerio de Igualdad de Irene Montero, ha desatado un gran escándalo en Twitter por quejarse de la emisión de Pretty Woman en Telecinco el pasado lunes.

"¿En serio están poniendo Pretty Woman en Tele 5?", preguntaba Gimeno en su cuenta de Twitter, donde su comentario ha obtenido decenas de comentarios, algunos de ellos apoyando su queja y otros criticando sus palabras.

Lea también - El Ministerio de Irene Montero denuncia que el color rosa en los juguetes oprime y reprime a las niñas

Hay muchos internautas que no están de acuerdo con esta queja, como así se lo han hecho saber en la red social. "En serio... y desde el ejercicio de la libertad individual, cada cual decidirá como se quiere entretener. ¿Esto qué tipo de dictadura es?", "Oh no me digas, ¡qué escándalo! Menuda ofensa a todos aquellos que estos días se debaten entre si poner la calefacción o comer", "No sabia que entraba en tu sueldo dar la información televisiva... Tal vez nos recomiendas visualizar las cosas claras de Cintora" o "Horrible que una cadena privada ponga una película exitosa de hace 30 años. Estoy seguro que muchas de las que ahora criticáis la película hace 30 años os moríais de ganas de ser Julia Roberts en la película", le decían.

Otros aprovechaban para atacar a Irene Montero, comparándola con la protagonista de la película, Julia Roberts. También había quienes salían en defensa de ella y Gimeno: "Ayer, no me lo podía creer. ¿Hasta cuándo?" o "Si te fijas, desde hace unos años, no hay producto audiovisual mainstream que no normalice y trivialice la prostitución", comentaban.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.