Actualidad

María Galiana (Cuéntame), auxiliada por la UME: los soldados la llevan en brazos de la estación de Atocha a su hotel

María Galiana ha vivido una de esas situaciones que se quedan grabadas para siempre en la memoria. La actriz de 85 años que da vida a la entrañable abuela Herminia en Cuéntame tuvo que ser auxiliada por la UME (Unión Militar de Emergencia) este lunes por la tarde cuando regresó a Madrid desde su Sevilla natal.

La intérprete llegó a la estación de Atocha junto a su hija y, al poner un pie en la calle, se dio cuenta de que era imposible desplazarse hasta el barrio de Moratalaz. Por ello, decidió quedarse a pasar la noche en un hotel cercano a la estación. "No me atrevía a andar, porque, con la edad que tengo, lo único que me faltaba era una rotura de cadera", cuenta a ABC.

Pero tampoco era fácil llegar hasta el establecimiento porque había "una cantidad de nieve y de charcos impresionante". Por fortuna, había un equipo de soldados cerca. "La distancia desde la estación al hotel es muy amplia, bastante grande, y había tres o cuatro coches especiales de la UME. Se acercaron unos solados y me dijeron que, si quería, me atravesaban ellos en el coche", recuerda la actriz.

Sin embargo, los vehículos eran demasiado altos, "tan especiales que yo no podía subir". Ante la imposibilidad de transportarla en coche, uno de ellos tuvo una idea mejor: "A uno de ellos, al oficial, al que mandaba, se le ocurrió llevarme en brazos. Me hicieron la sillita de la reina y me llevaron en brazos al hotel", dice Galiana entre risas.

Por desgracia, su hija no pudo inmortalizar la escena, ya que iba portando las maletas. "Esa hubiera sido una foto histórica. ¡La abuela Herminia entre cuatro soldados!", se lamenta María, que esta misma mañana ha cogido un taxi en la puerta del hotel, y ya está en su casa.

"No le puedo decir si en el hotel se dieron cuenta de cómo llegué, porque tenía preparada la entrada y los soldados me dejaron en el bordillo. He pasado la noche en el hotel. Esta mañana mi hija me ha llamado y me ha dicho que ya había pasado la quitanieves. Como en mi calle hay una serie de servicios públicos, probablemente ellos serán los que habrán presionado para que hayan abierto la vía, y eso es lo que me ha permitido volver a casa", explica la actriz, que da las gracias al ejército: "Hay que contar las anécotas, porque, si no, entre el Covid y la nieve... Mi gran agradecimiento al Ejército, eso sí", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin