Actualidad

La reacción de José Mota al durísimo ataque de su examigo Juan Muñoz, que le llamó "mala persona"

José Mota y Juan Muñoz triunfaron durante años con su dúo Cruz y Raya, que les convirtió en los reyes del humor de nuestro país. Su relación laboral finalizó en 2007 y esa fecha parece que fue el principio del fin de su amistad. El propio Muñoz lo ha dejado patente esta misma semana al cargar con dureza contra el que fuera su amigo y compañero inseparable de trabajo.

El cómico concedió una entrevista a Semana en la que se mostró muy dolido por no haber recibido el pésame de Mota tras la muerte de su madre hace poco más de un mes. "Su corazón lo tiene en el banco. Estoy muy dolido con José. Me ha demostrado que es un mal tipo", dijo muy enfadado.

"Nunca fue mi amigo, es muy duro reconocerlo, porque es el padrino de mi hijo, pero jamás se ha preocupado de su ahijado. Creo que no le ha visto desde que hizo la Primera Comunión. José es muy prepotente. Yo he sido siempre el mismo, pero a él le cambió el dinero y la fama. No tiene ni la mitad de dignidad que yo. Hay personas que somos vocacionales y otros que van a por el dinero", alegó el cómico, que aseguraba que estaba "cansado" de estar callado durante "muchos años".

Tras estas duras acusaciones, todas las miradas recayeron en Mota, quien tuvo el primer impulso de contestarle pero que, tras reflexionar con él mismo y con su entorno, prefirió mantenerse callado. Según cuentan al mismo medio, José considera que el objetivo de Juan era "hacer ruido para volver a la palestra mediática".

"No le han pillado para nada de sorpresa", aseguran personas cercanas al humorista. "La relación es inexistente desde hace mucho tiempo. No hay contacto de ningún tipo, pero no hay motivos para que diga eso de él", añade otra fuente. Si quisiera, Mota "podría hablar largo y tendido sobre Juan", pero "por ahora, no lo va a hacer y el silencio va a ser su única respuesta". Así las cosas, se agarra a aquello de "no hay mayor desprecio que no hacer aprecio".

La distancia entre ellos es sideral. De hecho, Mota tendría bloqueado a Muñoz en WhatsApp. Las cosas han cambiado de forma radical desde que separaron sus caminos. ''Hace más de 14 años que Mota vive por su trabajo y su familia, que casi no tenía relación con Juan. Tras tantos años juntos, Mota se cansó porque tenían formas diferentes de trabajar y entender las cosas'', cuentan.

Al igual que Mota, Muñoz también está centrado en sus próximos trabajos, ya que tiene varios proyectos que podrían materializarse en los próximos meses. "No me falta para comer. Además tengo varios proyectos pendientes, un nuevo espectáculo de humor, una serie de televisión… Mi pareja, Bibiana Peiró, es la dueña de un hotel de cinco estrellas, el Gandía Palace", contó el humorista, respondiendo así a todos los que le acusan de atacar a su excompañero para darse publicidad y regresar al mundo de la fama.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin