Actualidad

Kim Kardashian y Kanye West ultiman su separación: un divorcio de 2.000 millones de dólares

Kim Kardashian y Kanye West podrían anunciar su divorcio en los próximos días, según apuntan reputados medios internacionales. Page Six dice que es "inminente", mientras que People asegura que la estrella de televisión está "preparada" para separarse de su esposo. De confirmarse la noticia, se trataría de uno de los divorcios más caros de la historia, puesto que su fortuna se cifra en más de 2.000 millones de dólares, cerca de 2.000 millones de euros.

Kim es consciente de lo que se juega. Además de la custodia de sus cuatro hijos, la socialité y su todavía esposo acumulan un ingente patrimonio que incluso ya habrían empezado a dirimir. Por ello, Kardashian ha contratado los servicios de la abogada Laura Wasser, encargada de liderar otras separaciones de estrellas de Hollywood como la de Angelina Jolie y Brad Pitt o la de Miley Cyrus y Liam Hemsworth, entre otras.

Sus respectivas fortunas personales

Vayamos por partes. Lo primero son sus fortunas personales. Kim tendría cerca de 750 millones de dólares, divididos entre su firma de cosmética, su reality televisivo, su aplicación móvil y múltiples compromisos publicitarios con diferentes marcas. También tiene una línea de productos de bronceado, otra de ropa con la compañía Sears y su propia marca de lencería.

Las riquezas de Kanye están valoradas en 1260 millones de dólares. Gran parte de ese dinero procede de su firma de calzado Yeezy, asociada con Adidas. Además, es propietario de la empresa KW Foods LLC., que posee los derechos de la cadena de comida rápida Fatburger en Chicago. También tiene una empresa de contenido creativo llamada DONDA, en homenaje a su difunta madre, Donda West. Por si fuera poco, es copropietario del servicio de transmisión de música Tidal junto a otros cantantes como Jay-Z, Rihanna o Madonna.

Propiedades, arte y joyas

Kim y Kanye son propietarios de varias viviendas en Estados Unidos. La más importante y la que más conflictos promete crear entre ambos es su mansión de Calabasas, donde actualmente residen con sus niños. Kim pretende quedarse con la casa, cuyo valor alcanza los 40 millones de dólares, más 20 millones en reformas. Kanye también quiere mantener su propiedad. Además de esta increíble mansión, el matrimonio tiene una propiedad en Miami y dos ranchos en Wyoming.

Kim y Kanye poseen además cinco millones de dólares en arte, casi cuatro millones de dólares en vehículos y más de tres millones de dólares en joyas, entre otras fortunas. Todo esto y mucho más está en juego si deciden separar sus caminos, como así confirman desde el entorno del matrimonio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin