Actualidad

Raquel Perera recuerda los camerinos "llenos de mujeres con deseos incontrolables" de Alejandro Sanz

Raquel Perera (45) ha concedido una entrevista en la que ha hablado, sin pelos en la lengua, de su matrimonio con Alejandro Sanz (52), con el que entre 2019 y 2020 vivió un proceso de divorcio mucho más complicado de lo que ella esperaba.

En su charla con Vanity Fair, la ex del cantante ha recordado cómo lo conoció en 2007, mientras ella trabaja en los entresijos del mundo artístico: "Me llamó Rosa Lagarrigue (la que fuera mánager de Alejandro) para ofrecerme un puesto en su organización y yo, aunque no tenía ni idea del mundo de la música, me metí de cabeza. Me encantan los retos. Estuve un año trabajando con el resto de los artistas hasta que un día Rosa me pidió que me encargara de Alejandro".

Tras estudiar la propuesta, ambos se conocieron personalmente en Cádiz: "Fui a conocerlo en persona durante un pregón que ofreció en los carnavales de Cádiz. Nos vimos cinco minutos, pero desde el principio nos caímos bien. '¿Y tú qué?', me soltó. 'Pues nada, aquí', le solté yo", ha recordado.

Lea tambiénRaquel Perera desvela cómo se encuentra su relación con Alejandro Sanz tras el acalorado divorcio

Así las cosas, una de las primeras personas que notó la química que floreció entre ambos fue su progenitor: "Mi padre fue el primero en comentarlo: 'Se va a enamorar de ti. Si mi hija se muestra como es, caerá rendido'. La verdad es que Alejandro no es mucho de compartir lo que le pasa, pero a mí siempre me buscaba para hablar".

De esta forma, la empresaria cayó rendida a los pies del intérprete de Corazón partío: "Es un tipazo con una personalidad arrolladora y un talento increíble. Personas como él no pueden vivir encerradas ni encarceladas, solo ellas eligen cuándo estar solas para inspirarse. Cuando vi con qué valentía paró y empezó a ordenar su estrés y su ansiedad, me enamoré de él", ha explicado, haciendo referencia al pequeño parón que el cantante hizo en 2007 en su carrera. 

A la pregunta de si sintió vértigo a la hora de iniciar una relación sentimental con una persona conocida mundialmente, Raquel ha respondido: "No me lo planteé. A ver, sabía dónde me metía porque lo había visto. Conocía los apetitos desordenados de los artistas, esos camerinos llenos de mujeres con deseos incontrolables, todos los intereses creados alrededor de él… Pero me desnudé y me tiré a la piscina. Pensé: 'Aquí estoy, disparadme'. Y claro, pronto empecé a notar las balas por todas partes".

Por otro lado, Perera también ha recordado con nostalgia el día de su boda. Los invitados pensaban que se iba a celebrar el bautizo de su primer hijo con el cantante, Dylan: "Me pareció algo absolutamente divertido y mágico. Lo celebramos en la casa de Jarandilla de la Vera, en Cáceres, y monté mi boda como si fuera un bautizo. Le decía a todo el mundo: 'Va a ser muy especial, no podéis faltar'. La gente no entendía que insistiera tanto. Cuando aparecimos vestidos de boda, los invitados alucinaron".

Lea también - Raquel Perera, tras su polémico divorcio con Alejandro Sanz: "He abrazado después de saber que me habían traicionado"

También ha dado detalles sobre el fin de su relación. Al poco tiempo, se descubrió la relación sentimental del cantante con la artista cubana Rachel Valdés, con la que continúa viviendo felizmente: "Puedo entender (que no justificar) que cualquier persona cometa un error de formas, una noche, un 'sin querer'… Cada pareja determina los límites de su relación, pero yo particularmente no permitiría que se establezcan vínculos sentimentales ni emocionales con otra mujer que no sea yo. Me gusta ser la única deseada por mi pareja", ha dicho tajante.

Por último, ha asegurado que trata de mantener una actitud cordial con Alejandro por el bien de los dos niños que tienen en común, Dylan de 9 años y Alma de 6: "Lo importante es que al final hemos conseguido una solución pactada. Tengo claro que mi amor por Alejandro se ha acabado, pero el vínculo permanece", ha sentenciado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin