Actualidad

La nueva nieta de Carmen Cervera no será madrileña y puede que la colección Thyssen, tampoco

Faltan menos de dos semanas para que acabe diciembre, un mes decisivo en la vida de Tita Cervera. La baronesa Thyssen se enfrenta a la última negociación posible con el Ministerio de Cultura para decidir el futuro de su colección privada y el destino del legendario Mata Mua de Paul Gauguin, la joya de su patrimonio artístico.

La viuda del barón Heinrich Thyssen se llevó el cuadro del museo del Paseo de Prado, en secreto y en silencio, una noche durante el confinamiento más duro de la pasada primavera. Quería demostrar así al Gobierno  que ella es dueña de los cuadros que presta gratuitamente a España desde hace más de 20 años. Pero cree que ha llegado el momento de recibir una compensación por su generosa oferta, que proporciona prestigio, visitantes e ingresos a la ciudad de Madrid y al resto de España. Tita pide 7 millones de euros al año en concepto de alquiler, una cantidad que el Ejecutivo de Pedro Sánchez  considera excesiva para los tiempos que vivimos.

Lea también: Borja Thyssen y Blanca Cuesta esperan a su quinto hijo, una niña que nacerá en unos días

Hasta conocer el desenlace de la negociación a cara de perro entre los representantes de Tita y el Estado, el Mata Mua permanece en un búnker en la mansión de la baronesa en Andorra, tal y como adelantó en primicia Informalia. En setiembre se cerró el primer y último encuentro en Madrid entre la baronesa y el ministro José Manuel Rodríguez Uribes. Y entonces se dieron como último y definitivo plazo hasta el 31 de diciembre para llegar al acuerdo final.

Lea también - Tita Cervera mete el dedo en el ojo a Pedro Sánchez: la baronesa desmantela la colección Thyssen

Pero hay circunstancias imprevistas que pueden alterarlo todo. Tita Cervera, que cumple 78 años el próximo mes de abril, es persona de alto riesgo frente al coronavirus y permanece sin salir de su casa de Andorra, donde al parecer hasta sus hijas Carmen y Sabina reciben las clases de su colegio por internet para reducir al máximo cualquier posibilidad de contagio.

Michavila y Aceves

No le gusta la idea de viajar a Madrid para su cita con el ministro y al mismo tiempo, según ha podido saber Informalia, el titular de Cultura no quiere tratar únicamente con los abogados de la baronesa, José María Michavila y Ángel Aceves, ex ministros de José María Aznar, que llevaban hasta ahora las conversaciones. El ministro quiere un cara a cara con la dueña de la colección, lo que obligaría a Tita a estar en Madrid.

El parto de Blanca Cuesta

Este mes también está previsto que nazca el 5º hijo de Borja Thyssen y Blanca Cuesta, una niña, que hará abuela de nuevo a la baronesa. El embarazo de Blanca Cuesta, que justo este 18 de diciembre cumple 46 años, ha sido el más sorprendente y discreto de cuantos ha tenido la nuera de la baronesa, y no se descarta que se trate de un parto que requiera atención especial. Este portal ha sabido que en este embarazo la esposa de Borja no ha sido tratada por su ginecólogo habitual, el doctor José Ignacio Recassens, del hospital Ruber Internacional, donde nació Kala, su última niña, ni está previsto que dé a luz en esa clínica madrileña. Es probable que la pequeña que está a punto de nacer lo haga en Barcelona, donde viven los padres de Blanca, o en Andorra, donde Borja tiene su residencia oficial, contigua a la casa de su madre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin