Actualidad

Marta Luisa de Noruega rechazó la oportunidad de convertirse en reina: los motivos de la princesa

Marta Luisa de Noruega (49) ha concedido una de sus entrevistas más sinceras. La princesa ha explicado que tuvo la oportunidad de reinar en su país, pero que decidió no hacerlo debido a la presión a la que tendría que estar sometida durante el resto de su vida.

Lea también¡Suenan campanas de boda en Noruega! El chamán de Marta Luisa ya ha comprado el anillo de pedida

Cuando la novia del chamán Durek Verret nació en 1971, en Noruega todavía no existía la posibilidad de que ascendieran al trono las descendientes mujeres. Sin embargo, en su adolescencia le plantearon la posibilidad de querer hacerlo si quisiera. El país estaba dispuesto a intentar cambiar las leyes sexistas por ella.

"Estaba totalmente feliz de crecer, no estaba celosa en absoluto. Pero cuando tenía 15 años, la primera ministra en ese momento era una mujer, y de repente se le ocurrió la idea de que esto estaba mal", ha asegurado en una entrevista a Insider.

Ha contado con pelos y señales cómo fue el momento en el que se lo comunicaron: "Recuerdo que vino a casa con nosotros, con el abuelo - el rey Olav V - y tuvimos una conversación sobre si hacía falta cambiar todo el sistema para que yo reinase. Me dijeron '¿qué quieres, Marta?' Y yo dije 'Tengo 15 años, no sé nada sobre este tipo de cosas'", ha añadido. 

Lea tambiénMarta Luisa de Noruega denuncia ataques racistas y amenazas de muerte contra su novio, el chamán Durek Verret

Así son las cosas, Marta Luisa no se sintió preparada mentalmente para afrontar esta responsabilidad: "Para mí era... uf. Mucha presión. Realmente es una vida que debes elegir y comprometerte al 100%".

De este modo, el príncipe Haakon siguió ocupando la preferencia para ascender al trono: "Estoy muy feliz de que mi hermano sea el siguiente en la línea y está haciendo un trabajo increíble". Cuando el rey Harald de Noruega (80) fallezca, será él quien ocupe su lugar. Cabe destacar que finalmente se cambió la ley en 1990 para que en Noruega pudieran reinar las mujeres, como así lo hará su sobrina Ingrid Alexandra en un futuro. 

Marta Luisa ha crecido alejada de las responsabilidades reales de primera orden. Meses antes de contraer matrimonio con el malogrado Ari Behn en 2002, emprendió una faceta profesional al margen de la corona y se dedicó paralelamente a la hípica, la literatura y la fisioterapia, sus tres grandes pasiones.

Después, en agosto 2019, tomó la importante decisión de renunciar a su título de princesa. Solo lo utilizaría para representar a la Corona en los compromisos necesarios. Meses antes, en mayo, hizo oficial su relación con el chamán Durek (46), con el que ya suenan campanas de boda.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin