Actualidad

El amigo cariñoso de Esther Doña rompe su silencio: "Es vecina de mi urbanización"

Esther Doña (42) ha alborotado el papel couché tras ser fotografiada mientras paseaba con un misterioso hombre que la agarraba de la cintura y la llevaba de la mano. La viuda del marqués de Griñón desmintió este miércoles que fuera su novio. Ahora se ha pronunciado su acompañante.

Lea tambiénLa otra cita secreta de Esther Doña con su vecino cariñoso, hablando de besos en tardes de lluvia

Responde al nombre de Alberto del Valle Zaramaya, cumplió 42 años este domingo, es amante de la caza, el flamenco y los toros. Vive en el municipio madrileño de Majadahonda, hasta donde su mudó Doña tras la muerte de Carlos Falcó en marzo. Está divorciado y es padre de una niña. Su entorno más cercano, en el que se encuentra Esther, le llama Tucho.

El empresario ha roto su silencio a través del periódico ABC. Se ha mostrado molesto ante las insinuaciones de relación sentimental: "No soy un personaje público. Esther es vecina de mi urbanización. No entiendo muy bien por qué me preguntas".

La revista Semana los captó mientras paseaban por las calles de Madrid de noche. Nada más ver las imágenes, Esther se apresuraba este miércoles a desmentir que tenga novio, algo que la revista no aseguraba en ningún momento. Además, decía que esa persona con la que aparece ni siquiera es su amigo, sino un vecino con el que había quedado.

No obstante, Informalia tiene constancia de que no es la primera vez que Esther se cita con el vecino. Así lo demuestran estas imágenes publicadas en su Instagram por la marquesa viuda. Lo primero que hay que destacar de ellas es que están tomadas el mismo día, en el mismo local y que en las dos está con Alberto.

Lea tambiénEsther Doña se pone en evidencia al explicar que no tiene novio cuando nadie había dicho que lo tuviera

En la primera, Esther posa junto a él, muy feliz y con la mano en su pierna, mostrando que hay entre ellos una gran confianza y complicidad. Y en la segunda imagen, en la que solo aparece ella con su perrita, es él quien retrata a su vecina. Pero lo que llama poderosamente la atención es la frase con la que Esther la acompaña, que citamos textualmente. "Como afirma Woody Allen: quien no ha sido besado en una de esas lluviosas tardes parisinas, nunca ha sido besado".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

el abuelo
A Favor
En Contra

si bajas y encuentras una dentadura postiza no es la mia gracias.

Puntuación 4
#1