Actualidad

Esther Doña se pone en evidencia al explicar que no tiene novio cuando nadie había dicho que lo tuviera

Como todo el mundo sabe, la locución latina Excusatio non petita, accusatio manifesta (excusa no pedida, acusación manifiesta) significa que todo aquel que se disculpa de una falta sin que nadie le haya pedido tales disculpas se está señalando como autor de la falta. Nadie ha dicho que Esther Doña se haya echado novio y sin embargo la viuda de Carlos Falcó desmiente tener una nueva relación. ¡Uy, uy, uy!

Este miércoles, casi nueve meses después del fallecimiento del marqués de Griñón, la modelo malagueña ocupa dos portadas, la de las revistas Hola y Semana. En la primera aparece posando y cobrando (es la segunda exclusiva que les vende desde que perdió a su marido). "Le recuerdo a cada momento. Él está en todo lo que hago, cualquier cosa... Carlos siempre está presente y hablo muchísimo con él. Le consulto todo", dice en la entrevista en la que reconoce que fue su marido quien le dijo que quería que otro hombre ocupara su corazón cuando él faltara. 

Lea también: La noche flamenca de Esther Doña junto a un hombre que la agarra por la cintura y la lleva de la mano

Pero en Semana la han pillado con un tal Tucho, un hombre separado "sin pareja" y padre de una niña, que la lleva a cenar y a ver flamenco. Es "un vecino" según nos dicen. En esta publicación jamás dicen que tenga una nueva relación, ni micho menos que tenga novio. Pero la vemos mucho más espontánea que en Hola.

En páginas interiores la retratan de juerga, de la mano de ese  vecino junto al que ríe a carcajadas. Le pasa a la marquesa viuda la mano por la cintura, la coge y se va por la calle con ella de la mano... Dice el semanario que durante la velada se pudo la "maravillosa sintonía" que existe entre Esther y Alberto, amante de los caballos, los toros y el flamenco, aficiones que cautivaban también al fallecido marqués de Griñón y la propia malagueña.

Escenas de confidencias al oído, abrazos, agarrados por la cintura, y el final solos en la noche y cogidos de la mano que nada tienen que ver con el duelo y la tristeza que ha padecido estos meses la viuda, quien no solo ha perdido a su marido sino a su padre, con solo 69 años, que era 14 años más joven que Carlos Falcó. Ésas no puede desmentirlas.

Lo que no puede negar Esther Doña es que, al menos en los momentos que vemos con nuestros propios ojos, se ha quitado el luto por la muerte de su marido, Carlos Falcó. La católica y tradicional familia del señor Marqués de Griñón ha visto en ella un remake de la viuda alegre. Noche de flamenquito, cena casi íntima... con el vecino separado. Y antes de que nadie le encasquete un novio, un amante o un ligoteo efímero, va la buena señora y se apresura a desmentir lo que nadie había dicho... ¡Uy, uy, uy!

Repetimos: excusatio non petita... ¿Esconde algo la viuda para ponerse tan nerviosa, ha dejado el luto gracias al apuesto vecinito, separado y sin pareja? 

Las fotos están ahí, publicadas por Semana, en ellas, Esther disfruta de la noche como si no existiera el día, se deja abrazar por el mismo hombre con el que sale de un tablao flamenco agarrada de la mano. El marqués ya la animaba en vida a rehabilitar sucorazónsi él se iba de este mundo. Un tercer vecino de la urbanización donde residen Esther y su misterioso acompañante nos desvela que el hombre que agarra por la cintura a Esther "se llama Alberto", que "es un tío muy agradable y simpático. Muy deportista". Y nos confirma que es amigo de Esther desde hace tiempo y que "quedan de vez en cuando". Pero, como dice la viuda de Carlos Falcó, novio no es.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

el abuelo
A Favor
En Contra

Lo sé todo...Ella lo que busca es enrrollarse con el abuelo de este chico.

Puntuación 9
#1
no veré disney plus
A Favor
En Contra

quienes no tienen hijos sino mascotas llevando años de relacion es porque uno de la pareja hetero es gayreprimido.

Puntuación 0
#2