Actualidad

Willy Bárcenas cumple su 'amenaza': se persona como acusación particular en el caso Kitchen

Willy Bárcenas anunció guerra hace unas semanas. Y vaya si lo ha cumplido. El hijo del extesorero del PP y vocalista del grupo Taburete, se ha personado este martes como acusación particular en el procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional por el caso Kitchen, el procedimiento que investiga una supuesta operación del Ministerio del Interior para sustraer información sensible a Luis Bárcenas.

El cantante estará representado por la abogada Marta Giménez Cassina, que en los últimos años también llevó la defensa de su madre, Rosalía Iglesias, quien ingresó en la cárcel de Alcalá Meco hace unas semanas. En dicho caso, el excomisario José Villarejo trataba de enterarse de todos los movimientos de los Bárcenas, también los de Willy. Para ello contaba como confidente con Sergio Ríos, chófer de la familia.

Lea también - Rosalía Iglesias: de la ostentosa vida de la mujer de Bárcenas al calvario de su vuelta a la cárcel

El objetivo era intentar evitar que Bárcenas hiciera daño al partido, tratando de quitarle cualquier documento, en papel o digital, que pudiera apuntalar su caja b y la participación de sus dirigentes. Por ello, todo lo que pudieran comentar su hijo o su mujer podía servir. De hecho, en las charlas entre Ríos y Villarejo, hay varios pasajes en los que el conductor le cuenta sus conversaciones con el hijo de Bárcenas sobre el extesorero, especialmente sobre cómo veía a su padre en prisión en el año 2013.

El operativo, en el que participaron más de 70 agentes creyendo que era legal, también tenía como objetivo a Willy Bárcenas. Así lo demuestran las actas de seguimiento, que registran varios movimientos del cantante.

Lea también - Willy Bárcenas saca la cara por su madre, Rosalía Iglesias: "Cada putada que nos hacen nos une más"

En la investigación también se incluye el episodio en el que un falso cura, Enrique Olivares, intentó secuestrar al artista, a su madre Rosalía y a la asistenta del hogar. Por el momento no se ha podido demostrar si Olivares, condenado a 22 años de prisión, actuó como "agente" de la trama Kitchen. Su declaración aún no es viable por sus problemas mentales, según arrojaron los resultados del informe médico que se le practicó hace unos días.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin