Actualidad

El gran susto de Ana Soria y Enrique Ponce: el duro momento al que han tenido que hacer frente

Enrique Ponce y Ana Soria se han llevado un gran susto con el pequeño perro al que adoptaron hace poco, Ney. Su mascota ha sufrido parvovirosis, una enfermedad viral que afecta principalmente a los cachorros. Afortunadamente ya está recuperado, tal y como han explicado detalladamente el diestro y la estudiante a través de sus redes sociales.

Al pequeño animal le diagnosticaron la enfermedad al poco tiempo de que lo adoptaran: "Cuatro días después de recoger a Ney empezó a tener los primeros síntomas de parvovirosis, a pesar de tener puesta la primera vacuna de éste. Un virus muy contagioso que afecta a muchos cachorros y muy difícil de superar, con una tasa muy alta de mortalidad", escribieron ambos este martes en Instagram, junto a fotos y vídeos del perro.

"Dado el período de incubación de este virus, (5-10 días) supimos que lo traía del lugar de donde venía, como algunos de sus hermanos de camada, cuyos dueños nos contaron el mismo diagnóstico. Y así lo confirmó el veterinario", expresaron.

Lea también - Ana Soria abre su álbum privado con Enrique Ponce para felicitarle por sus 49 años: "Solo me importa que tú sepas lo que te quiero"

En cuanto percibieron que algo no iba bien en él fueron al veterinario: "Desde el primer síntoma tomamos todas la medidas para tratarlo y luchar por su vida. El tratamiento consistía en proporcionarle a través de una vía en vena: suero, protector de estómago, antiemético para los vómitos; y antibiótico subcutáneo".

Gracias al tratamiento y el cariño de sus dueños el perro mejoró y consiguió salir adelante: "Después de varios días de lucha, empezó a mejorar y quiso volver a comer. Para nosotros fue la primera luz en un túnel muy oscuro. En pequeñas cantidades comenzó una dieta blanda que fue tolerando muy bien. Cada avance era un milagro. Y cada día una batalla ganada a la muerte", matizaron. 

Lea también - El cumpleaños más atípico de Enrique Ponce: con Ana Soria tras los rumores de crisis, pero sin el amor de sus dos hijas

Actualmente se encuentra perfectamente. Ana y Enrique están orgullosos de su pequeño y están muy contentos por haberle ayudado: "A día de hoy afortunadamente se encuentra muy bien. Su vida empieza ahora. Agradecidos a Dios y al privilegio de ser nosotros quienes tenían que cuidarle y estar con él peleando por su vida. Queríamos compartir su historia con todos vosotros".

Ney es fundamental en la familia que ambos han construido tras la separación del torero de Paloma Cuevas, con la que llevaba unido casi un cuarto de siglo: "Y a ti Ney: nos conocimos hace poco pero ya no nos imaginamos la vida sin ti. Y como dice esta canción: no estás solo. Siempre estaremos a tu lado. Te queremos mucho campeón", sentenciaron en su emotiva carta.

El de Chiva y la almeriense hicieron frente hace unas semanas a los rumores de crisis que afloraron en diferentes portales. Zanjaron los rumores con una foto muy meditada de sus manos unidas. Enrique todavía no está divorciado de Paloma, tan solo queda que refleje su firma en los documentos para que se materialice.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin