Actualidad

La gran coartada del príncipe Andrés se tambalea por 'culpa' de su hija, Beatriz de York

El pasado del príncipe Andrés se oscurece todavía más debido a los últimos testimonios del entorno de su hija, Beatriz de York. Para salir airoso de su vinculación con el pedófilo Jeffrey Epstein, el hijo de Isabel II ha defendido desde el principio una coartada que queda más que nunca en entredicho.

Cabe recordar que la víctima más mediática del caso de Jeffrey Epstein, Virgina Roberts, acusa al hermano del príncipe Carlos de haber mantenido relaciones íntimas con ella. Estas relaciones habrían tenido lugar en marzo de 2001 en Londres y en abril del mismo año en New York, cuando ella era menor de edad.

Para defender su inocencia, el ojito derecho de la reina Isabel ha manifestado en repetidas ocasiones que en la primera fecha no estaba con Virginia, sino que estaba celebrando el cumpleaños número trece de su hija Beatriz en una pizzería junto a ella.

Lea también - El príncipe Andrés, definido como un obseso de las pelirrojas: sostienen que tuvo relaciones con 12 víctimas de Epstein

Según publica el Daily Mail, una fuente muy cercana a Beatriz sostiene que no recuerda haber estado con su padre durante esta fecha tan marcada, ni siquiera haber pisado una pizzería junto a él en algún momento de su infancia.

Además, la familia que orquestó la fiesta de la princesa sostiene que no hay pruebas físicas que corroboren la versión del duque de York: "Entonces tomamos la decisión de no hacer fotos ni de Bea ni de lo que le rodease, pues parecía que había padres obsesionados con ello", afirman al mismo tabloide.

Por otro lado, también se ha cuestionado recientemente la coartada que el príncipe puso para cubrir el supuesto encuentro con Roberts en Nueva York. El ex de Sarah Ferguson siempre ha defendido que durante aquel viaje estuvo acompañado por personas que pueden testificar que no estuvo con Virgina. No obstante, el mismo medio desvela que en su agenda se detallaba un dudoso apartado de "tiempo privado". 

Durante ese tiempo "privado", el duque de York habría viajado a Palm Beach, la isla privada de Epstein. Así lo indicaría el cuaderno de bitácora de David Rodgers, el piloto de su avión privado, según el Daily Mail. En el, además de Andrés y Virgina, también habrían viajado el propio magnate con su amante, Ghislaine Maxwell, y otras menores de edad víctimas de los supuestos abusos sexuales del pedófilo y sus amigos poderosos. 

Lea tambiénIsabel II toma una importante decisión con el príncipe Harry, Meghan Markle y el príncipe Andrés

Cabe recordar que el nombre del duque de York está en entredicho por su presunta vinculación con el caso del pedófilo Jeffrey Epstein, que reclutaba a mujeres jóvenes y menores de edad para obligarlas a mantener relaciones sexuales con él y con sus poderosos amigos. El duque renunció a sus cargos dentro de la realeza el pasado mes de noviembre, alentado tanto por la reina Isabel como su hermano, el príncipe Carlos, en un amago de calmar las aguas y no ensuciar la imagen de la corona.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin