Actualidad

El emotivo mensaje de María Pombo a su abuelo después de acudir a su último adiós: "Un pedazo de ángel"

María Pombo está viviendo uno de los episodios más amargos de su vida a las pocas semanas de convertirse en madre primeriza junto a su marido, el influencer Pablo Castellano. La joven, que previsiblemente dará a luz a Martín el próximo 2 de enero, despidió este miércoles a su abuelo materno, Luis, que hace dos semanas fue ingresado por Covid-19 junto a su mujer, la abuela de María. Después del último adiós le dejó un emotivo mensaje en Instagram.

Lea tambiénMaría Pombo, destrozada por la muerte de su abuelo a unos días de convertirse en madre

La influencer, visiblemente afectada, acudió al funeral de su familiar con sus padres y sus hermanas, Marta y Lucía. Todos juntos despidieron a Luis, que ha dejado una profunda huella en sus corazones. Al lado de María también estuvo su marido, que no se separó de ella en ningún momento y le dio todo el apoyo que necesitaba.

Pombo estaba muy unida a su abuelo. Lo despidió con un texto muy significativo para ella en las redes sociales: "Lucerito lucerito, tan blanco como la nieve, vete con tu pastorcillo no venga el lobo y te lleve. Luna de plata bonita, Luna de dulce brillar, dame tu luz tan bonita, que he perdido una ovejita y la tengo que encontrar. El abuelo Luis", escribió, tal y como recogimos.

Lea también - Problemas en el embarazo de María Pombo: "Estoy un poco asustada"

Horas después también le agradeció todo el cariño a sus seguidores, que son más de 1 millón y medio en Instagram: "Gracias de corazón por todos vuestros mensajes. No sé cómo hacéis siempre en las situaciones difíciles dar chutes de energía. Que suerte tengo". Después publicó un tierno vídeo de su abuelo: "Un pedazo de ángel cuidando de todas sus chicas desde el cielo", expresó junto a él.

Las Pombo ya despidieron a su abuelo paterno, Rafael, en mayo de 2015. Por aquel entonces, María se mostraba muy emocionada al hablar de su fallecimiento: "Mi abuelo no se ha podido ir de mejor manera, en casa y rodeado de todos nosotros. Ahora los 11 nietos tenemos un ángel de la guarda que nos va a cuidar mejor que nadie para el resto de nuestras vidas", declaraba. Rafael fue un referente para ellas, sobre todo para su otra hermana, Lucía, que ha sido la única que sigue sus pasos como piloto de avión.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin