Actualidad

Angela Dobrowolski desvela su "estrategia" para recuperar a Mainat: "Me ponía muy guapa para él"

La investigación contra el supuesto intento de homicidio a Josep Maria Mainat por parte de su mujer, Angela Dobrowolski, sigue en pie. Mientras todo se esclarece, ambos se pasean por los platós de televisión y los medios de comunicación para dar su propia versión de lo ocurrido.

La última en hacerlo ha sido la todavía mujer del productor en los micrófonos de Cadena Ser en Barcelona: "Ya no soy una presunta homicida sino una presunta asesina. La investigación ha avanzado. No me identifico con eso ni con el calabozo. Todavía soy la mujer de Mainat. Busco pruebas para contrarrestar la inmensa credibilidad que tiene mi marido que es muy inteligente y es muy bueno haciendo lo que hace", ha dicho este miércoles defendiendo su inocencia una vez más.

Angela sostiene que lo que vivió con Mainat fue un auténtico infierno: "Me hizo una forma extrema de bullying casero, de menosprecio, odio, me ignoró. Restricciones extremas y repentinas como retirarme la tarjeta de un día para el otro. No podía pagarme un taxi", ha espetado.

Lea también - Angela Dobrowolski se abre cuenta en Twitter para arremeter contra Mainat: contenido inédito y hashtags hirientes

No solo siente el odio del ex miembro de La Trinca, sino el de todo el pueblo catalán: "Me siento odiada por esta persona y veo comprensible que la sociedad catalana me odie. Es notable. Josep Maria es un personaje muy amado y simpático, es una cosa muy catalana identificarse con él".

Dobrowolski ha expresado que ella hizo todo lo posible por salvar su matrimonio y acusa a Mainat, el padre de sus dos hijos, de mentirle de forma despiadada: "Mi marido me da información falsa sobre nuestro divorcio. Yo era la que quería salvar el matrimonio. Es mentira que hiciera un año que estuviéramos separados. Estábamos en terapia de pareja juntos. En crisis pero conviviendo. Tenemos una familia guapa y hacía falta un mínimo esfuerzo por salvarla. No tenía casa donde vivir. En septiembre yo no tenía donde ir".

Según Angela, Mainat estaba de mal humor con ella, pero aun así ella tenía una "estrategia" para que la relación no se fuera por la borda: "Quería encontrar una base en común. Mi estrategia para recuperarlo: le contestaba bien aunque me hablara mal, me ponía muy guapa para él, encargarme de su salud, recordar las cosas buenas de nuestra relación. Hacerle un plan de ejercicio para el día siguiente".

Por otro lado, ha reiterado que no quería acabar con la vida de su marido durante la madrugada del 22 al 23 de junio: "Tiene diabetes. Nunca le he pinchado insulina ni había insulina en casa. Aquella noche mi marido tuvo su conversión cumplida a odiarme. Le dio una hipoglucemia. Era muy frecuente y por eso teníamos sobras de glucosa. Se mezcló todo y se convirtió en una cosa devastadora y desastrosa".

También ha justificado sus constantes idas y venidas aquella noche a la cocina: "Fui tantas veces a la cocina porque las mujeres buscamos una compensación en comida para otras cosas de lo que tienen solución".

Lea también - Mainat confiesa que tiene miedo a su mujer y ella responde: "Pienso que necesita ayuda"

Además, ha explicado que el ex marido de Rosa María Sardá tiene a los medios bebiendo de su mano: "Es como una película mala, reconozco que en aspectos tiene gracia (pelucas, chaperos...) pero yo no he filtrado nada. Todo lo que ha salido a los medios viene de él, de Mainat, como que había insulina en su organismo. Es falso. O que tardara en llamar a la ambulancia. Se ha lavado mi ropa sucia públicamente. Todos tenemos pero no me avergüenzo de nada. Mi ropa es sucia. Lo sé", ha sentenciado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin