Actualidad

Angela Merkel conciencia a los alemanes con un desgarrador discurso: "Puede ser la última Navidad con nuestros abuelos"

Angela Merkel ha estremecido al mundo entero y en especial a sus compatriotas durante su último discurso sobre la peligrosidad del Covid-19. La canciller alemana ha insistido en la importancia de respetar y extremar las medidas para frenar el azote de la pandemia, poniendo para ello una emoción bastante inusual en ella.

Lo ha hecho en vísperas de estas fechas tan señaladas, la Navidad: "Sé que se trata de una petición muy dura porque sé cuánto amor hemos puesto en la preparación de los puestos de gofres y de vino caliente, pero (los mercados navideños) no son compatibles con el acuerdo al que llegamos de comprar comida para llevar y comérnosla en casa", ha señalado este miércoles en el Bundestag, el Parlamento Federal de Alemania.

Merkel tiene claro que no es tiempo para ocio, ya que ciertos actos pueden provocar la muerte de más de medio millar de personas al día: "Lo siento mucho, desde lo más hondo de mi corazón, pero el precio que pagamos son 590 muertes al día y eso es inaceptable, desde mi punto de vista".

Lea tambiénPedro Sánchez, Boris Johnson, Angela Merkel y Vladímir Putin, entre otros líderes, reaccionan al positivo de Trump

Piensa que el colegio también debería parar unos días antes de lo previsto para que los niños estén más tiempo del normal sin contacto social y así sus abuelos peligren menos: "Si los científicos nos están rogando que reduzcamos nuestros contactos sociales antes de ir a ver a nuestros abuelos en Navidad, quizá deberíamos replantearnos si podemos encontrar la manera de iniciar las vacaciones escolares el 16 de diciembre, en lugar del 19. ¿Qué diremos en el futuro si, ante algo que sucede una vez en 100 años, no hemos sido capaces de encontrar una solución por tres días?", ha matizado.

La canciller ha dejado la posibilidad en el aire, aunque respeta las decisiones que se tomen desde las áreas de educación y las recomendaciones de los expertos: "Puede ser que mandar a los niños a casa e impartir las clases on line no sea lo mejor. No es mi especialidad y no quiero interferir. Pero si tenemos demasiados contactos antes de Navidad puede que sea la última Navidad que pasamos con nuestros abuelos. No deberíamos permitir que eso pase".

Lea tambiénAngela Merkel reutiliza un quimono ¡23 años después!

Con la emoción a flor de piel, ha insistido en la importancia de tomarse las medidas en serio para frenar esta tragedia: "Como las cifras son las que son, tenemos que hacer algo". Cabe recordar que algunos estados federales de Alemania se están resistiendo a tomar medidas más drásticas, aunque desde la Academia de Ciencias Alemana aconsejan un confinamiento "duro" para reducir "al mínimo absoluto" los contactos sociales. La segunda ola está azotando al país con más fuerza que la primera.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

BASURA
A Favor
En Contra

MUÉRETE YA BRUJA

Y LLÉVATE A TU AMIGO SOROS AL INFIE RNO

Puntuación 1
#1
demagogianoespoder
A Favor
En Contra

a merkel solo le importa el extranjero y turismo, le importa un bledo sus ciudadanos a quienes creyó que los podia convencer de confinamiento para que hay menosvirus que no contagien a extranjeros que van a gastar sudinero viajando alli, porque a losalemanes mismos lospone por debajo de los emigrantes. a los futbolistas no se les impone ningun control. aunque sea mujer lider y influyente no hizo nada en 11 años de cancilleria.

Puntuación 0
#2