Actualidad

Carmen Bazán ahoga sus penas en el casoplón de su hija Jesulina en Marbella

La pandemia le ha pasado factura a la madre de Jesulín de Ubrique. Carmen Bazán llevaba años separada pero aun así es la viuda legal de Humberto Janeiro, padre de sus hijos. A pesar de que le dio mala vida infiel, también le dejó buenos recuerdos. 

Su hija Carmen, la Jesulina, apodada así en su día por ser hermana del torero y casi cuñada de Belén Estebanse ha convertido en el paño de lágrimas de su madre para que ahogue sus penas en su mansión de Marbella, donde vive con su novio multimillonario Luis Massaveu, quien mantiene una excelente relación con su suegra.

Lea también: Usted puede alquilar la finca de Jesulín de Ubrique y María José Campanario: nace Ambiciones S.A.

Carmen lleva mal su soledad, y no se le ha vuelto a conocer novio desde que se separó de Humberto, el hombre de su vida, a pesar de los pesares, el padre de sus cuatro hijos. Dicen que pasa algunas crisis depresivas y que lleva una vida casi monacal. Pedro, su sobrino fallecido, hijo de su hermana Laly, era como un hijo para ella, sentía hacia él un gran cariño. Por ello, su muerte fue un mazazo, un vacío imposible de llenar.

Su hija Carmen siempre tuvo una cercanísima relación con su progenitora, se entienden perfectamente, madre e hija, pero también confidentes. No tienen secretos la una con la otra, se lo cuentan todo, unidas en las alegrías y las tristezas. La Jesulina y sus hermanos se decantaron del lado materno cuando Humberto, conocido como "el tigre de Ambiciones", comenzó sus aventuras extra matrimoniales con Angelita y Camila. Nunca la dejaron sola. Y gracias al apoyo incondicional de sus hijos pudo remontar el vuelo. Con su hijo Jesús y su nuera María José Campanario...

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin