elEconomista.es

El Breaking Bad de Rafael Amargo: distribuía cristal junto a su novia por Malasaña

2/12/2020 - 14:09

Rafael Amargo es en la vida real el Walter White de las famosa serie Breaking Bad. Solo que en esta versión no estamos ante un profesor de química de secundaria agobiado por problemas económicos sino ante un famosos bailaor y su pareja. Luciana Bongianino, novia del granadino, es además su asistente de producción y permanece detenida junto al artista, su productor y otro amigo.

Hicieron público su amor en redes sociales y su círculo íntimo ya la conocía. La pareja de Rafael Amargo, Luciana Bongianino es su "asistente de producción, según reza su perfil profesional. Ella también estaba implicada en la organización de tráfico de estupefacientes desmantelada ayer por la Policía Nacional. Luciana fue detenida este martes por la tarde junto al artista, el productor Eduardo de los Santos y otro íntimo de Amargo. Las detenciones se llevaron a cabo este martes por la coincidencia de los implicados en el mismo ámbito geográfico, seguramente por el estreno  inminente estreno de la obra Yerma en el teatro de Latina, prevista para el día 3. 

Los cuatro detenidos integran presuntamente una estructura criminal para la obtención y distribución del tráfico de metanfetaminas, concretamente, cristal. Los investigadores creen que obtenían el estupefaciente para luego distribuirlo por los barrios madrileños de Malasaña, Chueca y otros barrios del centro de la capital pero no lo fabricaban porque no se ha detectado la existencia de laboratorios propios.

La llamada "Operación Cuervo",  tutelada por el Juzgado de Instrucción número 48 de Plaza Castilla, ha sido llevada a cabo por agentes de Judicial de la comisaría de Policía Nacional de Centro y comenzó hace al menos ocho meses. El juez ordenó pinchar teléfonos y las escuchas han permitido establecer cuáles han sido las funciones de cada uno de los implicados en la trama y proceder a su arresto por pertenencia a organización criminal. Amargo es claramente, según la investigación, el jefe y cerebro de la banda. En su domicilio de la calle la Palma y en otra vivienda se llevaron a cabo este martes por la tarde los registros.. Allí encontraron los agentes 100 gramos de metanfetamina.

Parte de esa sustancia podría ser ketamina (un 20% de lo incautado) y el resto cristal, lo que se dedicaban a distribuir con mayor frecuencia. 100 gramos de esta sustancia es una cantidad enorme: no es equivalente a la cocaína o el cannabis ya que los efectos de una mínima parte de este tipo de droga son mucho más potentes o duraderos. Para entendernos: un gramo cunde mucho más que si habláramos de otra sustancia.







Comentarios 0