Actualidad

Nuevo disgusto para Luis Suárez: una banda de ladrones desvalija uno de sus restaurantes de Barcelona

Luis Suárez está viviendo unas semanas de lo más complicadas. El futbolista del Atleti dio positivo en coronavirus hace dos semanas y permanece aislado en un piso de Madrid, alejado de su mujer, Sofía Balbi, y sus tres hijos. A su contagio se le suma el robo que ha sufrido uno de sus restaurantes, Chalito, en Barcelona.

Una banda de ladrones forzó la puerta metálica del local, ubicado en el centro de la Ciudad Condal, durante la madrugada del pasado sábado. Tras acceder al interior, los ladrones robaron el dinero de la caja registradora, una recaudación de las cenas del viernes, según cuenta El Caso.

Los responsables del restaurante informaron a la Policía el sábado por la mañana, presentando una denuncia en la comisaría del Eixample. Por fortuna, no hay que lamentar ni daños personales ni desperfectos en el mobiliario, salvo la persiana exterior del establecimiento. Los ladrones únicamente se llevaron la recaudación de la caja.

Además de este restaurante, Suárez posee otros dos en Barcelona. El uruguayo se aventuró al mundo de la restauración hace cinco años de la mano de su mujer. El primer restaurante que abrieron fue el Chiringuito Chalo, un local en la playa de Castelldefels, donde vivía con su familia antes de poner rumbo a Madrid. El uruguayo se asoció con unos amigos argentinos para su creación.

Lea también - Luis Suárez, 'El Pistolero' que también acierta en los negocios: abre nuevo restaurante en plena pandemia

Dos años después, en 2017, amplió sus negocios e inauguró en Rambla de Catalunya, una zona muy turística, otro restaurante, Chalito Rambla. En este local ofrecen comida uruguaya y argentina. Hace tan solo unos meses, en plena pandemia, inauguró el tercero, bajo la denominación El Chalito, dedicado a la comida a domicilio y situado en Vía Augusta.

Los locales del jugador funcionaban muy bien antes de que llegara el Covid-19 a nuestras vidas. De hecho, en 2019, la empresa de Suárez ingresó 1,2 millones de euros, con beneficios netos de 41.000 euros, cifras que ahora se verán muy mermadas por la pandemia, pero que esperan superar en los siguientes ejercicios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin