Actualidad

Megan Markle confiesa que sufrió un aborto este verano: "Sabía que estaba perdiendo al segundo"

Megan Markle acaba de sorprender al mundo publicando una desgarradora carta en el diario The New York Times. La mujer del príncipe Harry ha confesado, en un emocionante testimonio que este pasado verano sufrió un aborto, una impactante noticia que no había trascendido hasta ahora.

Bajo una misiva con el título: "Las pérdidas que compartimos: Quizás el camino hacia la curación comience con tres simples palabras: ¿Estás bien?", la duquesa de Sussex se sincera y relata cómo fue ese duro momento.

Lea también - Meghan Markle y el príncipe Harry le ganan otro pulso a los tabloides: el giro inesperado en su batalla legal

"Era una mañana de julio que comenzaba tan ordinariamente como cualquier otro día. Saqué a mi hijo de su cuna. Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien", comienza diciendo Meghan.

"Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo. Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos. Sentada en una cama de hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío, me di cuenta de que la única forma de comenzar a sanar es preguntar primero: '¿Estás bien?' '¿Estamos?'", explica Markle en una desgarradora carta.

La noticia del entonces supuesto embarazo de Meghan fue un rumor que recorrió los medios tras la aparición pública de la pareja en el Día del Armisticio, en un cementerio de Los Ángeles. La exactriz lucía una figura más redondeada de lo habitual que trataba de disimular con un discreto vestido negro. Ahora por fin conocemos que estaba embarazada y que el que sería su segundo hijo, por desgracia, nunca llegó a nacer.

Meghan y Harry han compartido esta dura reflexión para ayudar a personas que estén pasando por una situación complicada. Este tremendo varapalo a ellos les ayudó a la hora de estar más unidos y de tratar de superar las dificultades que depara la vida.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin