elEconomista.es

Ana Obregón sigue con su rutina y acude al gimnasio para despejarse

21/11/2020 - 11:03

Ana Obregón se desahogó este miércoles en la entrevista que concedió en una exclusiva y lo hizo por la puerta grande. Es muy complicado empatizar con el público cuando das un reportaje de estas características meses después de fallecer un ser querido y ella lo consiguió porque no frivolizó, mostró su dolor y consiguió que la gente se pusiera en el lugar de una madre que se ha quedado vacía por dentro al perder a su hijo.

Poco a poco la actriz de 65 años sigue con su vida y en esta ocasión la hemos visto acudir al gimnasio donde se desahoga y desconecta de todo lo que tiene encima. Y es que Ana Obregón no tiene depresión, ella misma lo confesó, lo que siente es un dolor inmenso y está pasando por una de las fases del duelo que está siguiendo por la muerte de Aless Lequio.

En estas imágenes podemos ver como la expareja de Alessandro Lequio pasa por delante de las cámaras en su coche sin querer hacer ninguna declaración. Y es que Ana ya se quedó tranquila y en paz con la entrevista que dio en ¡HOLA!, su vida ha cambiado por completo, pero tiene una motivación, llevar a cabo el deseo de su hijo de crear una fundación de investigación en contra del cáncer.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.