elEconomista.es

Los reyes Harald y Sonia de Noruega, en cuarentena por coronavirus: confinados en Palacio

20/11/2020 - 13:40

Malas noticias para Harald (83) y Sonia de Noruega (83). Los reyes están cuarentena tras haberse detectado dentro del palacio un positivo en Covid-19. El monarca, que hace unas semanas fue intervenido del corazón, y su mujer, se han aislado para evitar riesgos de contagio.

Lea tambiénEl rey Harald de Noruega recibe el alta tras su operación de corazón

La persona contagiada es un empleado de la Casa Real, tal y como han publicado mediante un comunicado. La consorte está en cuarentena protocolaria porque ha tenido contacto más estrecho con esta persona, mientras que el rey se ha aislado de forma voluntaria para no correr riesgos.

En la misiva, la Casa Real también ha explicado que por el momento ninguno de los dos presenta síntomas. No obstante, el rey no deja sus labores reales a un lado. El Consejo del Reino de este viernes lo está dirigiendo de forma telemática. Otras catorce personas, todos empleados del Reino, también están en cuarentena. 

Lea tambiénEl rey Harald V de Noruega recibe el alta médica tras sus problemas respiratorios

El rey Harald recibió el alta hospitalaria a mediados de octubre. Regresó a casa tres días después de someterse a una intervención de corazón para sustituir una válvula cardíaca que se le implantó en el año 2005. "El Rey está en buena forma y hoy regresa a casa desde Rikshospitalet, según indicaciones de su médico de cabecera y el director médico de la unidad de cirugía cardiovascular y pulmonar del Hospital Universitario de Oslo, Rikshospitalet", explicaron mediante un comunicado. En septiembre también fue hospitalizado de urgencia por problemas respiratorios.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.