elEconomista.es

El embarazoso momento del abogado de Donald Trump en plena rueda de prensa: "Se le está corriendo el tinte"

20/11/2020 - 12:12

El abogado de Donald Trump vivió este jueves un momento embarazoso durante una rueda de prensa en la que denunció fraude en las elecciones de Estados Unidos, ganadas por el demócrata Joe BidenRudy Giuliani se convirtió en tendencia en las redes sociales por unos chorretones, de lo que parece un tinte para el pelo, que se derritieron sobre su rostro.

Donald Trump anticipó que esta rueda de prensa supondría "un camino muy claro y viable a la victoria". Sin embargo, lo que más llamó la atención de esta comparecencia fue el incómodo momento que vivió su letrado.

Lea también - "Esto no es un juego": el contundente mensaje de Michelle Obama a Donald y Melania Trump

El cachondeo en las redes no tardó en llegar. Los usuarios inundaron Twitter de memes y comentarios jocosos al respecto: "¿Y si Giuliani, simplemente, estaba en celo? Lo que en los machos de los elefantes se llama 'musth'", "Me estoy riendo con el gran surrealismo de lo que está pasando en Estados Unidos" o "Se le está corriendo el tinte", escribieron algunos. Incluso prestigiosos medios señalaron lo evidente. "Parecía que estaba comenzando a derretirse", apostilló The New York Times. 

Lea también - El consuelo de Trump tras su dura derrota: así es el complejo turístico que alquila en el Caribe por 50.000 euros a la semana

Las palabras del abogado de Trump quedaron totalmente en un segundo plano por este momento. Giuliani cuestionó la legalidad del proceso electoral y, por tanto, el deseo de la mayoría de estadounidenses de cambiar de presidente tras cuatro años de mandato republicano: "Lo que les estoy describiendo es un fraude masivo. No es algo pequeño", alegó. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.