elEconomista.es

Bertín Osborne estalla contra la Ley Celaá en defensa de su hijo Kike: "Ojalá alguien pare esta barbaridad"

19/11/2020 - 13:51

Este jueves se debate en el Congreso la Ley Celaá, impulsada por la ministra Isabel Celaá y que, entre otras cosas, trata de integrar a los alumnos con necesidades especiales en centros ordinarios en un plazo de diez años. Esta disposición indigna a muchos padres de niños con discapacidad como es el caso de Bertín Osborne, quien ha explotado contra esta ley en las redes.

El cantante denuncia que esta integración supondría un enorme problema para su hijo Kike, quien sufre parálisis cerebral, y para aquellos que están en su situación. Así lo asegura en un vídeo que publica este mismo jueves en su cuenta de Instagram.

Lea también - Bertín Osborne dice que no invitaría a Pablo Iglesias a su casa porque en ella "viven seis exiliados venezolanos"

Bertín expresa su gran cabreo con esta decisión política: "Los padres como yo estamos completamente asombrados de que vayan a sacar adelante una ley que lo que va a hacer es perjudicar a hijos como el mío. Como el mío hay docenas y docenas de miles en España que necesitan permanentemente atención a todas horas del día. No creo yo que en un colegio ordinario vaya a haber terapeutas sentados al lado de mi hijo o de muchos miles como él. Van a tener que cambiarle los pañales cada dos horas, darle las medicinas, intentar entender lo que les están diciendo", comienza diciendo.

"Eso teniendo en cuenta que va a estar rodeado de alumnos que no tienen ningún problema y que probablemente todo el cariño y el amor que hay en un colegio de educación especial allí se va a tornar en bullying. Esto es una cosa absolutamente impensable, no sé quien habrá sido el iluminado, ni a quien se le habrá ocurrido hacer este cambio porque supuestamente los que somos beneficiados ya si les digo con toda la seguridad que somos los más perjudicados", alega el presentador de Mi casa es la tuya.

Osborne concluye su texto con contundencia: "En un colegio ordinario no van a poder ayudarles ni mejorar su calidad de vida, sino todo lo contrario. Lo ha hecho alguien que no tiene ni idea de la problemática. Uno no puede luchar contra la realidad, la realidad es muy terca. Nuestros hijos son como son. Hay un gran porcentaje de niños como el mío. Ojalá haya alguien con dos dedos de frente que pare esta barbaridad".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.